Mons. Olivera | Claudia tenía en la vida Diocesana y en la Iglesia, su familia, que el Señor le dé el descanso eterno y brille para ella la luz que no tiene fin

Publicado el8 marzo, 2021

Abre el seminario diocesano castrense

Necesitamos tu ayuda para el sostenimiento de los seminaristas

Mons. Olivera | Claudia tenía en la vida Diocesana y en la Iglesia, su familia, que el Señor le dé el descanso eterno y brille para ella la luz que no tiene fin, la afirmación, es parte del mensaje expresado por nuestro Obispo Castrense de Argentina al referirse ante fallecimiento de la Virgen Consagrada, Claudia Alejandra Sívori. En horas de la noche del domingo 7 de marzo, Claudia, quién se encontraba desde hace meses internada, dejaba de existir en la ciudad de Ituzaingó, en el oeste de la provincia de Buenos Aires.

En su mensaje, compartido con la redacción de nuestra Diócesis, Mons. Santiago Olivera nos decía, “Claudia, como sabemos fue Virgen Consagrada por la Arquidiócesis de Buenos Aires pero, trabajó pastoralmente durante mucho tiempo y fue muy querida en la comunidad de San Miguel Arcángel, de El Palomar donde vivía, donde era parte de la feligresía castrense en esa jurisdicción. Para ello, ha pedido el permiso y ha obtenido el mismo por parte del Cardenal, para vivir su consagración virginal en nuestra Diócesis Castrense, donde luego entró a servir y a trabajar como ecónoma diocesana según los estatutos de nuestro Obispado.

El de Claudia, ha sido un trabajo muy eficaz, muy bien hecho, de una presencia importante en nuestra Diócesis, donde se la extrañará y desde ya, lamentamos su ausencia y su partida. Nos llena de gozo saber que por la Gracia de Dios, pueda gozar ya de la presencia del Padre bueno y la reciba en su Gloria.

Claudia tenía en la vida Diocesana y en la Iglesia, su familia, que el Señor le dé el descanso eterno, y como decimos, brille para ella la luz que no tiene fin. Que María Santísima la reciba también, que la presente ante su Hijo Jesús, del cual ella, se había hecho esposa”.-

Claudia Alejandra Sívori, había nacido el 11 de junio de 1963, en la actual Ciudad Autónoma de Buenos Aires, fue Bautizada en la Iglesia, Ntra. Sra. de Lourdes, en la ciudad de Santos Lugares, provincia de Buenos Aires, el 28 de junio de 19363. El 11 de febrero de 1977, también en la Iglesia Ntra. Sra. Lourdes de aquella localidad, tomó su Primera Comunión, el 11 de febrero de 1976 y recibía el 8 de diciembre de 1977 el Sacramento de Confirmación.

Claudia, era Técnica Administración de Empresas (Universitas), y fotógrafa profesional (Centro Cultural Recoleta). Dentro de sus estudios eclesiásticos, podemos recordar que cursó la Diplomatura Universitaria en Antropología Cristiana (FASTA), Diplomatura en Evangelios (USI Universidad de San Isidro) y realizó el curso de extensión de Doctrina Social de la Iglesia, entre otros.

El 3 de septiembre de 2016 en la Catedral Metropolitana de Buenos Aires, el Arzobispo, S.E.R.  Cardenal, Mario Aurelio Poli, le tomó sus votos de Consagración Virginal.  El 8 de diciembre de 2018, el Cardenal Poli, comunica la autorización a nuestro Obispo Castrense de Argentina, Mons. Santiago Olivera, que Claudia Alejandra Sívori, Virgen Consagrada, pasa a ser parte de nuestra familia Diocesana Castrense.

Noticias relacionadas

0 comentarios

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

¡Compartí esta noticia!

¡Enviásela a tus amig@s!