Mons. Olivera | Damos Gracias a Dios por su protección, por la paz y por la ayuda de nuestro Ejército brindada a quienes más sufren, la síntesis se desprende de las palabras brindadas en la mañana de hoy por el Obispo Castrense de Argentina, en el día del Ejército Argentino. El 29 de mayo de 1910, la Primera Junta de Gobierno fundaba el Ejército Argentino, reconociendo así la labor de las tropas militares que habían sido protagonistas del proceso revolucionario.

En tal sentido, la Primera Junta, decidía elevar a Regimientos a los batallones que existían en aquel tiempo, reorganizando así a las tropas que se encontraban repartidos en el territorio. Dados los hechos, en la mañana de hoy, en el Colegio Militar de la Nación (CMN), sito en la localidad de El Palomar, provincia de Buenos Aires, se produjo el acto conmemorativo por los 209 años del Ejército Argentino, presidió el acto, el Sr. Presidente de la República Argentina, Mauricio Macri.

Acompañaron al mandatario argentino, el Sr. Ministro de Defensa de la Nación, Oscar Aguad, el Sr. Jefe del Ejército, Teniente General Claudio Pasqualini, el Obispo Castrense de Argentina, Mons. Santiago Olivera, autoridades militares, comisiones y autoridades de las Fuerzas Armadas e invitados especiales. En esta celebración, fue Mons. Olivera quien celebró la invocación religiosa recordando la importante fecha y rezando por todos los hombres y mujeres que integraron e integran el Ejército Argentino.

 

A continuación compartimos con ustedes en forma textual la invocación religiosa impartida por Mons. Santiago Olivera, Obispo Castrense de Argentina:

Día del Ejército 209° Aniversario CMN 29 de Mayo 2019

Señor Dios de los Ejércitos, al encontrarnos aquí reunidos en tu nombre, para celebrar el 209° Aniversario de la creación de nuestro querido Ejército Argentino, nacido con la Patria en 1810.

Te damos gracias por contar con tu permanente protección en medio de las actividades que se desarrollan, tanto en la preparación profesional, como en la paz; en la ayuda permanente a la comunidad, especialmente de los que más sufren.

Y te pedimos por todos los integrantes de nuestro Ejército y sus familias. Que se encuentran destinados a lo largo y a lo ancho de la Patria. En las distintas misiones de paz y en el continente blanco.

Por los camaradas privados de la libertad.

Y a los que ya no están entre nosotros, porque los llamaste de este mundo a tu presencia en la Patria Celestial. Nuestro recuerdo y oración.

Que en el cumplimiento diario de la misión asignada contribuyamos así, al bien común y al engrandecimiento de nuestra Patria.

Todo esto te lo pedimos confiados a través de nuestra Madre y Generala, la Virgen de las Mercedes. Por Jesucristo Ntro. Señor. Amén.-

 

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *