Mons. Olivera | El modelo de lo Santos, nos renueva en la fe y nos invita a dejarnos iluminar por ellos, porque los Santos, son faros, la síntesis se desprende de declaraciones vertidas en el Encuentro de la Delegación para la Causa de los Santos, por nuestro Obispo Castrense de Argentina y Delegado Episcopal para la Causa de Todos los Santos. Este último martes 27 de noviembre, desde muy temprano los postuladores, peritos y demás encargados de distintas Causas, llegados de todas partes de país se reunían en la sede de las Hermanas Esclavas del Sagrado Corazón, Montevideo 1372 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA).

A la reunión, asistieron, el Delegado para la Causa de Todos los Santos, Obispo Castrense de Argentina, Mons. Santiago Olivera, el Obispo de San Martín y Presidente de la Comisión Episcopal de Liturgia, Mons. Miguel Ángel D´Annibale, el Obispo Auxiliar de Buenos Aires, Mons. Ernesto Giobando SJ, quien actualmente trabaja en la causa del nuevo posible milagro de Mama Antula el que se investiga en nuestra Diócesis de Santa Fe.  En el inicio de la jornada, el Rector de la Catedral Castrense, Stella Maris, Padre Diego Pereyra expuso sobre la exhortación Apostólica “Gaudete et exúltate” donde hizo un especial énfasis sobre los basamentos de la obra de Su Santidad.

En continuidad, la Dra. Silvia Correale se encargó de exponer sobre la carta Apostólica en forma motu proprio “Maiorem hac dilectionenm” (no hay mayor amor … ), sobre el ofrecimiento de la vida. Por la tarde, se debatió sobre la importancia del 2019, año en que se Beatificarán a 4 Mártires de La Rioja el 27 de Abril próximo, también se planifico la XXIII Jornada de Oración por la Santificación del pueblo Argentino y Glorificación de los Siervos de Dios y también se trato sobre la edición del catálogo con procesos en curso.

Por su parte el Delegado Episcopal para la Causa de Todos los Santos señalaba, su gratitud al Señor por esta tarea, subrayando, “en este camino de la causa de los Santos vamos teniendo la gracia de constatar frutos”. Agregando, “nos llena de alegría prepararnos para esta fecha conociendo cada vez más la vida de cada uno”, refiriéndose a quienes son protagonistas de las causas que son tramitadas.

A propósito de esto último, Mons. Olivera recordaba, “estamos contentos porque descubrimos que las causas de los Santos son un trabajo pastoral”. Destacando, “la vida del otro, es un Don para mi, decía San Juan Pablo II, en la Espiritualidad de Comunión, por ello, siguiendo este análisis, la vida de un Santo, de una Santa de nuestra tierra, es un Don para todos”.

Agregando, “Un Santo, no es algo para una Diócesis o para una Congregación, simplemente es un Don para toda la Iglesia de Argentina, la vida de un Santo, de un hombre o mujer de nuestra Patria es un Don para cada uno”. Para Mons. Olivera fue también un reencuentro con los postuladores, puesto que por dos trienios consecutivos fue Delegado Episcopal para la Causa de Todos los Santos, entre los años 2008-2011 y 2012-2014, luego integró la Comisión de Medios de Comunicación Social y a pedido de los Obispos fue electo en la Delegación Episcopal actual.

Al respecto, Mons. Santiago Olivera manifestaba, “el haber sido elegido nuevamente en la Delegación Episcopal para la Causa de todos los Santos, fue para mí una gran alegría, es un servicio que es Pastoral, el Papa San Juan Pablo II decía, ‹‹la Santidad es una urgencia pastoral››. Ampliando declaraba, “por eso, trabajar en la Causa de los Santos es un gran trabajo Pastoral, que es mostrar a personas de nuestro tiempo, modelos concretos de hombres y mujeres de la Iglesia que han trabajado por el desarrollo por la Evangelización por la dignidad, acompañando situaciones difíciles y atendiendo las necesidades de los más pobres y de los más apartados”.

Sobre nuestros Santos, Beatos, Siervos de Dios y Venerables, señalaba nuestro Obispo Castrense de Argentina,  “es una riqueza la vida de los Santos, también la vida de los laicos concretamente personas que en sus distintas ambientes, en sus profesiones han vivido la Santidad en lo ordinario”.  Ampliando su concepto, Mons. Santiago Olivera decía, “esos Santos que podríamos llamar con el Papa Francisco, los santos de la casa de al lado, nuestros vecinos hombres y mujeres, que también desarrollan una vida común, de familia, se han Santificado y por eso es una gran riqueza”.

En nuestro país, señala el Delegado Episcopal, “tenemos en la Iglesia, Mártires, Seminaristas, Obispos,  Sacerdotes, amas de casa, religiosas y esto, es un gran regalo, un lindísimo trabajo Pastoral que nos renueva en la fe y nos invita a dejarnos iluminar por ellos, porque los Santos, son faros. Dios quiera que la Iglesia reconozca pronto sus virtudes, para ser puestos como modelo”.

Mons. Olivera en el final nos afirma respecto del camino a la Santidad, “ser Santo, es lo mismo que estar Bautizado, porque el Bautismo es una vocación a la Santidad, San  Juan Pablo II nos afirmaba esto. Quieres ser Santo, es lo mismo que preguntar, quieres recibir el bautismo. O al revés, quieres recibir el Bautismo, es lo mismo que preguntarnos, quieres ser Santo”. El final del encuentro estuvo enmarcado en la celebración de la Santa Misa, ofició la misma, Mons. D’Annibale, quien fue invitado especialmente por Mons. Santiago Olivera a presidir el oficio, concelebró nuestro Obispo y demás Sacerdotes presentes.

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

1 comentario

  1. Agradecemos a Dios PADRE BUENO Y A LA SSMA.VIRGEN MARIA ,LA BUENA MADRE DE LA IGLESIA LA PRESENCIA Y EL PASTOREO DEL S.E.R.MONS STGO.OLIVERA
    Luis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *