Mons. Olivera | No hay tarea más digna que dedicarse a tender puentes (…), esta misión la hizo pública nuestro Obispo Castrense de Argentina en la Misa de toma de Posesión, en su Homilía, en el inicio de su Ministerio, el 30 de junio de 2017. Es que su nueva tarea encomendada por nuestro Santo Padre Francisco lo ubicaba en esta Diócesis tan particular, tan personal, la misma que lo hace viajar constantemente hasta allí, para contener, escuchar y alentar a esta porción del pueblo de Dios.

Fiel a su convicción, Mons. Santiago Olivera, emprendió la noble tarea de llegar a cada rincón de nuestra Diócesis Castrense de Argentina, para verlos a ustedes, para sentir sus inquietudes y construir ese puente, donde como un Padre estrecha el abrazo, para decir presente, aquí estoy contigo para acompañarte en tu misión. En esta nueva Visita Pastoral a la Patagonia, que incluyó las provincias de Chubut, Neuquén y Río Negro, conocimos en cada uno de sus gestos y acciones, aquello que recordaba en su Catequesis, cuando evocó, San Pablo recuerda que es cooperador de Dios y los fieles son el campo, el edificio, templos de Dios. Cada uno de los fieles que se me confían son ese campo, ese edificio y ese templo que manifiestan a Iglesia Diocesana. Para ustedes soy Obispo, para ustedes quiero entregar mi vida anunciando el Evangelio de Jesús y ser Puente. 

Si bien, para nuestro Obispo todo es importante cuando de sus Diocesanos se trata, tal vez el momento más especial vivido en este viaje fue la Misa de Acción de Gracias en conmemoración por estar en el año de los 40 años de la Mediación de Paz entre Argentina y Chile promovida por San Juan Pablo II. Es indudable, que allí, fue el momento más emocionante, fue histórico, no se podía crear un marco más perfecto y es sin dudas la presencia de Dios y la Santísima Virgen María en su Advocación de Ntra. Sra. de Luján quienes alumbraron ese momento.

Es que el edificio del Paso Internacional, Cardenal Samoré, rodeado de nieve, adornado con los árboles típicos de aquella porción de la Cordillera de Los Andes, que tras las canosas ramas nevadas dejaban ver su verde profundo, engalanando la geografía. Mientras la sala más grande del Paso se convertía en templo de Campaña, para recibir a nuestra Patrona y Peregrina quien nos visitó para seguir cultivando la Paz.

Mientras la nevada lo cubría todo del otro lado de los ventanales, allí iniciaba la Misa de Acción de Gracias, celebrada por el Obispo Castrense de Argentina, Mons. Santiago Olivera, concelebraron, el Capellán, Padre Jorge Pliauzer y el Capellán Región V, Padre Juan José Kosteki.

A la Misa asistieron en representación del país trasandino, el Cónsul General de Chile, en San Carlos de Bariloche, Diego Velasco Pilgrim y su Sra. esposa, Ambara Barata Widjaja y el Coordinador Delegado del Complejo Fronterizo, Cardenal Samoré, Germán Alberto Vidal González. Además, estuvo presente, en representación de Carabinero de Chile, el Sr. Jefe Carabineros “Osorno”, Teniente Coronel, Eduardo Mora Herrera, el Mayor Claudio Saavedra Ibarra y el Jefe Tenencia “Pajaritos” el Teniente Ignacio Rivas Contreras.

En representación de GNA, estuvo presente, Jefe de Agrupación XII “Comahue”, Cte. Mayor, Antonio José del Pilar Bogado, el Jefe de Escuadrón 34 “Cabo 1° Marciano Verón”, el Cte. 1°, Luis Alberto Pizzatti, el 2° Jefe. También estuvieron, Jefe PL Mayor Escuadrón 34 “Cabo 1° Marciano Verón”, Cte. Diego Walter Villanueva, el Jefe Escuadrón 33 “San Martín de Los Andes”, Cte. 1° Roberto Luis Danielis y el Jefe de Sección “Alf Pedroso”, Cte. Leonardo Rafael Palavecino.

Por parte de Vialidad Nacional Argentina, asistió, Ernesto Arriaga y su Sra. esposa, María del Carmen Bazán y el Ingeniero Javier Arias. También asistió, en representación del Hospital “Dr. Oscar Arraiz” de Villa La Angostura, la Dra. Elisa Salvador Rapettil, además representando a Bomberos Voluntarios de Villa La Angostura, estuvo el Jefe del Cuerpo de Bomberos, Sra. Karina Cuevas. Completando la lista de asistentes destacados, se contó con la presencia en representación de la Municipalidad de Villa La Angostura, el Secretario de Seguridad, Jefe Osmar Monzon y el Secretario de la misma Cartera, Gabriel Ormeño.

Tal como nos había adelantado, nuestro Padre y Pastor nos brindo una Homilía de corazón puro de fe, donde fue hilvanando una a una las frases para hacernos testigos y protagonistas de ese momento histórico. Allí entendimos con su ejemplo eso que ya nos había adelantado, no hay tarea más digna que dedicarse a tender puentes hacia los hombres y hacia las cosas. Sobre todo en un tiempo en el que tanto abundan los constructores de barreras. En un mundo de zanjas, ¿qué mejor que entregarse a la tarea de superarlas?

Ayer, lo vimos y lo vivimos, nuestro Obispo fue gestor de ese nuevo sello de amistad entre nuestras naciones, donde pudimos escuchar tras ese abrazo entre los Comandantes de Argentina y Chile que se daba en el límite mismo, en plena cordillera, que se sienten plenamente hermanos. Sin dudas San Juan Pablo II nos acompañó, su misión está tan viva como hace 40 años, hoy en la proyección del tiempo se potencia y nos llena de orgullo, pues la Paz es el fruto del dialogó y del encuentro.

Hoy concluye la visita Pastoral a GNA en la Patagonia, en el marco del año de 80° Aniversario como Fuerza de Seguridad de Mons. Santiago Olivera, pero no hay un minuto en donde no esté programada su agenda, pues hasta no retornar a Buenos Aires, continuará visitando a nuestros Gendarmes, allí donde hacen Patria. Será una despedida cargada de emoción, pero con la alegría de que pronto volverá, que sella ese vínculo de fraternidad, pues siempre estará donde sus Diocesanos lo necesiten.-

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *