Mons. Olivera | No solo debemos escuchar al Santo Padre, sino también debemos poner en práctica aquello que él nos va enseñando y predicando

Publicado el13 marzo, 2020

Mons. Olivera | No solo debemos escuchar al Santo Padre, sino también debemos poner en práctica aquello que él nos va enseñando y predicando, la síntesis se desprende del mensaje expresado por el Obispo Castrense de Argentina al ser consultado por el nuevo aniversario del Pontificado de Su Santidad Francisco. El 13 de marzo de 2013, el Cardenal Jorge Bergoglio, en la quinta ronda de votaciones del segundo día del Cónclave, era elegido sucesor del actual Papa Emérito, Benedicto XVI.

De aquel momento, han transcurrido 7 años, en tal sentido, nuestro Obispo, Mons. Santiago Olivera señalaba, durante estos años de Pontificado, uno tiene la sensación, y también como la experiencia de una evangelización renovada de las enseñanzas de toda la vida de la Iglesia. Pero en este particular tiempo, podemos sentir con la presencia del Santo Padre, una renovación de la alegría del Evangelio, de la dimensión misionera, de una Iglesia cercana, en salida, que mira al Cielo pero que también tiene los pies en la tierra”.

Continuando, Mons. Olivera decía, “advertimos una Iglesia que mira a los hermanos en las periferias, a quienes más sufren, que nos alerta sobre nuestra relación con Dios. Pero no solo en los espiritual, sino también Su Santidad nos alienta a observar nuestra relación entre nosotros, los seres humanos y también el vínculo nuestro con la naturaleza”.

Hablando del Santo Padre, el Obispo Castrense de Argentina, destacaba, “Francisco es un hombre de Dios y un hombre bien de los hombres, pero que posee el entusiasmo, la alegría y la apasionante misión de anunciar a Jesucristo para que todos tengamos vida. Es a nuestros ojos de hermanos nacidos en este maravilloso continente, como la encarnación de mucha enseñanza de nuestro Magisterio de América Lantina hecho realidad y encarnado en la figura del Papa Francisco”.

Por último, Mons. Santiago Olivera nos contaba que le produce, pensar en Francisco, “(…) solo es gratitud y el compromiso de rezar por él en esta misión difícil que Dios le confió, pero que se ve que tiene toda la capacidad y la fuerza necesarias para responder esta llamada del Señor de servir a su Iglesia como Santo Padre, como Pontífice de la Iglesia Católica. Sin duda, reflexionar sobre la persona del Santo Padre, (reiteraba una vez más), además de gratitud y compromiso de oración, debemos seguirlo, no solamente escucharlo sino también comprometemos poner en práctica todo aquello que él nos va enseñando y predicando”.

Noticias relacionadas

0 comentarios

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

¡Compartí esta noticia!

¡Enviásela a tus amig@s!