Mons. Olivera | Nos encomendamos a la Virgen María, para que, siguiendo fieles a nuestra rica y bicentenaria tradición prosigamos con serenidad y generosidad en el cumplimiento del deber

Publicado el30 junio, 2020

Mons. Olivera | Nos encomendamos a la Virgen María, para que, siguiendo fieles a nuestra rica y bicentenaria tradición prosigamos con serenidad y generosidad en el cumplimiento del deber, así lo pedía el Obispo Castrense de Argentina mediante un vídeo mensaje remitido a la Prefectura Naval Argentina (PNA) en su °210 Aniversario de su creación. El 30 de junio de 1810, el Secretario de Gobierno y Guerra de la Primera Junta, designaba al Coronel, Martín Jacobo Thompson primer Capitán de Puerto de las Provincias Unidas del Río de la Plata.

Este hecho histórico para la actual Fuerza Federal de Seguridad, es considerada la fecha de acta fundacional de Prefectura Naval Argentina. En el cumplimiento de este nuevo aniversario, Mons. Santiago Olivera, les decía, “queridos prefecturianos, feliz aniversario, como Obispo y Padre de las Fuerzas Armadas y las Fuerzas Federales de Seguridad, quiero llegar por este medio a cada uno de ustedes, de sus familias y seres queridos”.

 A continuación, compartimos en forma textual, el vídeo mensaje compartido por Mons. Santiago Olivera, Obispo Castrense de Argentina:

Queridos prefecturianos, feliz aniversario, como Obispo y Padre de las Fuerzas Armadas y las Fuerzas Federales de Seguridad, quiero llegar por este medio a cada uno de ustedes, de sus familias y seres queridos. A cuantos están en actividad y retirados, en cada rincón de nuestra Patria, en tierra, mar y aire para hacerles llegar mi saludo, cercanía, aliento y agradecimiento en este día tan particular para la querida Prefectura Naval Argentina.

Para ello, los invito a compartir un texto Bíblico, tomado de la primera carta del Apóstol San Pablo a Timoteo. <<Ante todo, te recomiendo que se hagan peticiones, oraciones, suplicas y acciones de gracias por todos los hombres y por todas las autoridades, para que podamos disfrutar de paz y de tranquilidad y llevar una vida piadosa y digna>>. Esto es bueno y agradable a Dios, nuestro Salvador porque, Él quiere que todos se salven y lleguen al conocimiento de la verdad. Esto es Palabra de Dios.

Padre rico en amor y en misericordia, la Prefectura Naval Argentina, agradecida eleva esta oración al conmemorar el °210 aniversario de su incorporación y nacimiento como institución de la Patria. Y te pide al igual que los padres de la Patria, que bendigas e ilumines a nuestros gobernantes, a nuestro pueblo y a cuantos forman parte de la familia prefecturiana.

En este día tan particular para nuestra institución, vaya también nuestra oración para los héroes que en estos momentos y desde hace tiempo se debaten en primera línea frente a la pandemia. «No son los que tienen fama, dinero y éxito, sino los que se dan así mismo para servir a los demás», nos recordaba el Santo Padre Francisco.

Son ustedes queridos prefecturianos, con un corazón generoso, cada uno en su rol, Policías que en la calle mantienen el orden y hacen cumplir las cosas que el gobierno nos pide. Para el bien de todos, agentes sanitarios, enfermeros, autoridades que deben tomar medidas para nuestro bien, los que hacen que el servicio de nuestra institución se ofrezca leal y honesto a la nación y querido pueblo argentino que aporta su historia y su vida.

A ejemplo de Jesús, que nos recuerda, <<cada vez que lo hiciste con el más pequeños de mis hermanos, lo hiciste conmigo>>. También nuestra oración y aliento para quienes están bajo cuidado, deseándoles una pronta recuperación.

Nos encomendamos a la Virgen María, Estrella del Mar, a quién al pie de la Cruz nos dejaste como Madre común de todos. Para que anime el denuedo y la fe de cada prefecturiano, en la confianza de que, como tierna Madre, sabrá presentarle a su Hijo, Jesús nuestras necesidades, intenciones, proyectos y expectativas.

Para que, siguiendo fieles a nuestra rica y bicentenaria tradición prosigamos con serenidad y generosidad en el cumplimiento del deber. Y la Bendición de Dios todo Poderoso, que es Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre ustedes y sus familias y los acompañe siempre. Amén.-

Noticias relacionadas

0 comentarios

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

¡Compartí esta noticia!

¡Enviásela a tus amig@s!