Mons. Olivera | Nuestra Nación creyente, siempre juró ante Dios, su pabellón seguir, pidamos a María para que nos ayude a portarla con respeto, perpetuando así el legado de su creador

Publicado el20 junio, 2020

Mons. Olivera | Nuestra Nación creyente, siempre juró ante Dios, su pabellón seguir, pidamos a María para que nos ayude a portarla con respeto, perpetuando así el legado de su creador, la frase se desprende de como síntesis de la invocación religiosa expresada por el Obispo Castrense de Argentina.  Al conmemorarse el bicentenario del fallecimiento de Gral. Manuel Belgrano y el 82° aniversario de la institución del día de la Bandera Nacional, decretado por ley 12.361, el 8 de junio de 1938 por el Congreso de la República Argentina, este 20 de junio, recordamos al creador de la Bandera Argentina.

Dada la situación en que se encuentra nuestra nación a raíz de estar en aislamiento, social preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus, los homenajes ser desarrollan con una participación reducida de autoridades. Por esta razón, aquella oración pensada en esta fecha Patria por el Obispo Castrense de Argentina, Mons. Santiago Olivera para la invocación religiosa, es compartida a través de un vídeo mensaje difundido desde el Canal de YouTube de nuestra Diócesis.

A continuación, compartimos en forma textual la Invocación Religiosa de Mons. Santiago Olivera, Obispo Castrense de Argentina:

Invocación Religiosa

Día de la Bandera.

200 Aniversario del fallecimiento del General Manuel Belgrano.

1820-20 Junio-2020

          Así como los antepasados hermosamente armonizaron el culto de Dios con su adhesión al país, en una sola realidad, también nosotros queremos, asimismo, al celebrar el día de la Bandera, recordar y hacer memoria agradecidos de su creador, el General Don Manuel Belgrano al conmemorar el bicentenario de su paso a la inmortalidad;  y me parece apropiado comenzar este recuerdo compartiendo una perícopa bíblica tomada del Libro del Eclesiástico que resume lo que debe ser un hombre de bien, como él lo fue y que reza así: «…Elogiemos a los hombres ilustres, a los antepasados de nuestra raza. El Señor los colmó de gloria…Algunos ejercieron la autoridad real y se hicieron famosos por sus proezas;…guiaron al pueblo con sus consejos, con su inteligencia para instruirlo y con las sabias palabras de su enseñanza…» ( Eclo 44, 1-3.4).

          Así fué Belgrano, a quien no le satisfacían servicios de menos valor que el de su sangre y de su vida, no guardándose nada para sí, a ejemplo de Jesús que nos enseña: «no hay mayor amor que dar la vida por los amigos».  Un verdadero prócer que encerraba una alma fuerte, superior a las poderosas seducciones del poder y la codicia, pero capaz de las empresas con que ha inmortalizado su memoria, no solo por su valentía en las batallas luchando por el fuego sagrado de la libertad e independencia  de la patria naciente, sino por su capacidad de conducción y respeto ante sus subordinados,  caballerosidad, testimonio como hombre, como persona, como cristiano y por habernos dado el pabellón que hasta el día de hoy nos distingue y enorgullece.

       Nos enseña la Escritura, «…feliz la nación, cuyo Dios es el Señor…»(Ps, 33, 12). Así exhortaba a sus soldados del Ejército del norte: «Seguid respetando la religión santa que profesamos y a los ministros del Señor; obedeced a vuestros jefes, e imitad su subordinación; continuad vuestra atención y miramientos a vuestros conciudadanos; no olvidéis que el Patrono del ejército que componéis es la Santísima Trinidad y vuestra Generala Nuestra Señora de las Mercedes; y yo os aseguro la victoria, mereciendo las bendiciones del cielo…» (Museo Mitre, Documentos del Archivo de Belgrano, t. VI, Bs. As., 1916 p. 51).  

          El Presidente Avellaneda, haciendo referencia a los próceres de nuestra independencia, por la que tanto hizo el Gral. Belgrano,  recordaba que tomaron todos los recaudos para emanciparse de su rey, más no de su Dios.

          Nos debemos preguntar, si no será el momento de volver nuevamente los ojos a Dios, y pedirle que intervenga con su gracia para que seamos más fieles a su voluntad.            

          Constituye esta una nueva oportunidad, para que  delante de Dios y nuestra insignia, renovemos nuestra promesa de ser cristianos y buenos ciudadanos, constructores de la comunión fraterna, cumplidores de los deberes que de esta doble denominación emanan, en la seguridad de que, si nuestros padres crearon, consolidaron y engrandecieron la nación, también nosotros desenvolviéndonos dentro de esas normas podremos custodiar la valiosa herencia y, en la certeza de que cualquiera sea la situación que nos toque en suerte -como la del presente con la pandemia- tendremos también hoy, los héroes del siglo XXI, que al igual que Belgrano, sabrán contribuir desinteresadamente a la conservación y mejoramiento de ese patrimonio.

          Nuestra amada bandera celeste y blanca, que lleva en sus pliegues estampado el sol, simboliza en general el acervo de cultura, trabajo, sacrificios y heroísmos, de civiles y militares, que a lo largo de nuestra historia han constituido el prestigio de la nación. «¡Es la bandera de la Patria mía, del sol nacida, que me ha dado Dios».

          Nuestra Nación creyente, siempre juró ante Dios, su pabellón seguir, pidamos la intercesión de María para que nos ayude a portarla con respeto, saludarla con reverencia y defenderla con valentía, para perpetuar así el legado del General Belgrano su creador, de nuestros próceres y veteranos de guerra que en tierra, mar y aire, celaron su honor.

          Y la bendición de Dios Todopoderoso + Padre, Hijo y Espíritu Santo, descienda sobre ustedes y seres queridos y los acompañe siempre. Amén.

Noticias relacionadas

Mons. Olivera | Hoy renuevo mi deseo de ser todo para mi pueblo

Mons. Olivera | Hoy renuevo mi deseo de ser todo para mi pueblo

Mons. Olivera | Hoy renuevo mi deseo de ser todo para mi pueblo, así lo manifestaba el Obispo Castrense de Argentina en su 36° Aniversario de ordenación Sacerdotal. El 18 de septiembre de 1984, Mons. Justo Oscar Laguna, en la Catedral Ntra. Sra. del Buen Viaje, en la...

0 comentarios

Deja un comentario

Suscribite a nuestro newsletter

¡Te suscribiste correctamente!

Pin It on Pinterest

¡Compartí esta noticia!

¡Enviásela a tus amig@s!