Mons. Olivera | Rezo diariamente por la obra del muy querido Instituto Hnas. Pobres Bonaerenses de José y por la pronta beatificación de su Fundadora, así lo señalaba el Obispo Castrense de Argentina al conmemorarse un nuevo aniversario de su fundación. El 28 de enero de 1880 la Madre Camila Rolón iniciaba su Obra en la ciudad de Mercedes, provincia de Buenos Aires, motivo por el cual, anoche, a las 20 horas, se celebró la Santa Misa en la Iglesia San Patricio de esa ciudad y luego se brindó un Concierto Coral al cumplirse 140 años de su fundación.

En tal sentido, el también Delegado Episcopal para la Causa de los Santos de la CEA (Conferencia Episcopal Argentina), Mons. Santiago Olivera remitía una carta saludando a la Congregación de las Hermanas Pobres Bonaerenses de San José. En su carta, señalaba, “celebrar este 140° Aniversario también me llena de gozo”.

Agregando, “hoy conozco los frutos de aquella iniciativa y el carisma de muchas hermanas a las que quiero y valoro concretamente en las personas y en las obras. Animo a ustedes, sus amadas hijas, a continuar esta labor maravillosa pese a las dificultades y contratiempos de la sociedad actual”.  Finalizando, dijo Mons. Olivera, “rezo diariamente por la obra del muy querido Instituto y por la pronta beatificación de su Fundadora”.

 

A continuación, compartimos en forma textual la carta enviada por Mons. Santiago Olivera, Delegado Episcopal para la Causa de los Santos CEA, Obispo Castrense de Argentina:

 

Buenos Aires, 27 de enero de 2020.

 

Muy queridas Hermanas Pobres

Bonaerenses de San José

 

                                               Con gran alegría quiero enviarles este saludo con motivo de celebrarse el 140° Aniversario de la Fundación de la Congregación por parte de la Venerable Madre Camila Rolón.

 

                                               “El 28 de enero de 1880, Camila se aleja de la casa paterna, deja Buenos Aires, y, acompañada de un grupo compuesto por dos amigas mayores que ella, dos muchachas y once niñas huérfanas, se dirige a un pueblo de la campaña bonaerense, para dar comienzo a la divina aventura de la caridad, que se ha constituido en el ideal de su vida. Esta población es Mercedes…” (Reseña Biográfica).

                              

                                               Precisamente esa divina aventura de la caridad ha perdurado y se ha desarrollado a lo largo de estos numerosos años donde el amor de la Madre Camila ha traspasado los límites y ha llegado a muchas partes del mundo. Camila, sin dudas, es una mujer sorprendente. Lo dejó todo. Atesoraba una fe enorme, confiando siempre en la Divina Providencia y donándose por completo a los demás.

 

                                               Celebrar este 140° Aniversario también me llena de gozo. Hoy conozco los frutos de aquella iniciativa y el carisma de muchas hermanas a las que quiero y valoro concretamente en las personas y en las obras. Animo a ustedes, sus amadas hijas, a continuar esta labor maravillosa pese a las dificultades y contratiempos de la sociedad actual. 

 

                                               Rezo diariamente por la obra del muy querido Instituto y por la pronta beatificación de su Fundadora. Mi saludo cargado de afecto y de gratitud a Dios, y a cada rostro de las Pobres Bonaerenses de San José mi bendición,

 

 

 

+ Mons. Santiago Olivera

Obispo Castrense de Argentina

1 comentario

  1. Rezo también por la beatificación (lo más pronto posible) de la Fundadora Madre Camila Rolón del Instituto Hermanas Pobres Bonaerenses de José de la localidad de Mercedes,provincia de Buenos Aires.Amén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *