Mons. Olivera | Rezo por cada uno de ustedes para que el Señor los fortalezca en la diaria labor

Publicado el6 junio, 2020

Mons. Olivera | Rezo por cada uno de ustedes para que el Señor los fortalezca en la diaria labor, así lo señalaba el Obispo Castrense de Argentina en el final de su carta dirigida a los Capellanes Castrenses. Con fecha 5 de junio, Mons. Santiago Olivera se comunicaba respecto de las futuras celebraciones con participación de fieles en los templos del Obispado Castrense de Argentina.

A continuación, compartimos la carta remitida por Mons. Santiago Olivera, Obispo Castrense de Argentina:

Buenos Aires, 5 de junio de 2020
Prot. 052 / 2020


Acerca de las futuras celebraciones con participación de fieles en los templos del
Obispado Castrense de Argentina

Queridos hermanos sacerdotes:

Como fuera anunciado en el día de ayer, las medidas de prevención que las autoridades han decretado con motivo de la pandemia comenzarán a diferenciarse según las distintas zonas del país teniendo en cuenta los datos epidemiológicos y el número de personas afectadas. Por ello, en gran parte del territorio se pasará del Aislamiento Preventivo Social y Obligatorio al Distanciamiento Social Obligatorio. Son pasos que se están dando con mucha prudencia y en resguardo de la salud de los ciudadanos.

Como manera de anticipación al momento en que dichas autoridades permitan la apertura gradual de los templos para las distintas celebraciones litúrgicas, la Conferencia Episcopal Argentina -a través del Secretariado Nacional de Liturgia- ha dado a conocer una serie de consideraciones en relación a los medios de prevención para cuando llegue ese tiempo. Adjunto a la presente su texto completo.

Como bien allí se señala, cada diócesis verá el modo de aplicarlas teniendo en cuenta su realidad particular y asimismo evaluarlas cuando sean puestas en práctica brindando el acompañamiento necesario para cada comunidad.

Para nuestro caso, y teniendo presente la peculiar labor pastoral que llevamos a cabo, les hago llegar estos criterios generales que entiendo son los más oportunos y apropiados para estas circunstancias:

1) Siempre y ante todo, respetar las disposiciones de la autoridad, sea nacional, provincial o comunal.

2) Mantener la comunión con las sugerencias y aportes de la Conferencia Episcopal Argentina.

3) En los lugares que se cuenten con templos o ámbitos apropiados en los que tengan acceso fieles de las hermanas diócesis territoriales (Ej: capillas de unidades con acceso al público) se deberá respetar los criterios dados por dicha diócesis.

4) Como somos una diócesis personal y vivimos la peculiaridad de nuestros fieles, estando donde ellos permanecen, es muy importante reconocer el enorme servicio que con mucho esfuerzo están brindado en miras el bien común y buscando el bienestar del pueblo. Así, con criterios de distanciamiento social, protección de nariz y boca e higiene de manos, cada sacerdote, para las celebraciones litúrgicas en su lugar de labor (regimiento, base, escuela, escuadrón, prefectura, unidad, etc.) deberá ir teniendo un diálogo con el Capellán Mayor de la fuerza o el Vicario General y el propio Obispo a los fines de coordinar y tomar las medidas que permitan llevar a cabo las celebraciones y cumplir estrictamente con los protocolos.

5) Asimismo, y respetando los mencionados protocolos de rigor, recordar que está permitido en nuestra diócesis personal animar a los fieles para que se acerquen al Sacramento de la Confesión y facilitarle el alimento espiritual de la Comunión. También la celebración de Bautismos y Matrimonios con las mínimas y necesarias personas y el distanciamiento social imperante.

En todo, siempre debemos tener presente la misión de acompañar muy de cerca a los fieles, lo que permitirá muchas veces adecuar los criterios emanados de las mencionadas diócesis territoriales. A medida de anoticiarnos de las novedades sobre esta importante cuestión, se irán dando a conocer otras disposiciones para aplicarlas en nuestra jurisdicción.

Rezo por cada uno de ustedes para que el Señor los fortalezca en la diaria labor. Que nuestra Madre nos acompañe y asista siempre. Un abrazo fraternal y mi bendición,

Noticias relacionadas

0 comentarios

Pin It on Pinterest

¡Compartí esta noticia!

¡Enviásela a tus amig@s!