Mons. Olivera | Señor Dios nuestro, ponemos a Patria en tus manos y bajo la protección de la Santísima Virgen María, la síntesis se desprende de la Invocación Religiosa del Obispo Castrense de Argentina, en el acto por un nuevo aniversario del 25 de mayo de 1810, día en que se conmemora el primer gobierno Patrio. La ceremonia, llevada a cabo en el Comando del Estado Mayor Conjunto, en el Edificio Libertador, sito en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, contó con la presencia de las máximas autoridades de las Fuerzas Armadas y también a nuestro Obispo.

Por su parte, Mons. Santiago Olivera resaltó en su invocación, “Señor y Dios nuestro: que gobiernas tanto el cielo como la tierra, mira con bondad a tu pueblo que peregrina en Argentina”. Haciendo un especial ruego, “te pedimos Señor en éste día por el don de la paz, por el don de la justicia en la verdad, por los que sufren, por los que están solos, por los que están presos y sus familias”.

En las advocaciones de Luján, Patrona de nuestra Patria, de la Merced, Patrona del Ejército Argentino, de Ntra. Sra. Stella Maris, Patrona de la Armada Argentina y Ntra. Sra. de Loreto, Patrona de la Fuerza Aérea Argentina, señaló,  “te pedimos por cada uno de los que integramos ésta Nación, queremos manifestarte, como rezamos en la Oración por la Patria, que nos sentimos heridos y agobiados como Pueblo y también lo experimentamos como Fuerzas Armadas, precisamos tu alivio y fortaleza para ser una Nación cuya identidad sea la pasión por la verdad”.

Finalizando decía, “ruega por nosotros ahora, y concédenos el don inestimable de la paz, para que, superando odios y rencores, sabiéndonos hermanos, transitemos caminos de encuentro, de perdón y reconciliación”.

A continuación compartimos con ustedes en forma textual la Invocación Religiosa brindada por Mons. Santiago Olivera, Obispo Castrense de Argentina:

 

Invocación Religiosa 25 de Mayo

Señor y Dios nuestro: que gobiernas tanto el cielo como la tierra, mira con bondad a tu pueblo que peregrina en Argentina. Nos unimos en la celebración del 25 de mayo para poner a nuestra Patria en tus manos y bajo la protección de la Santísima Virgen María.

Sabemos que la Patria que nos regalas es un don que hemos recibido, y la Nación es una tarea que nos convoca y compromete nuestro esfuerzo cotidiano; ayúdanos entonces a asumir esta misión con espíritu fraterno y solidario.

Líbranos de los enemigos, protégenos de las ambiciones desmedidas de poder, aparta de nosotros el tormento de la maliciosa injusticia y derrama en nuestros corazones la verdadera esperanza. Ayúdanos a reconstruirnos como nación libre y soberana.

Te pedimos Señor en éste día por el don de la paz, por el don de la justicia en la verdad, por los que sufren, por los que están solos, por los que están presos y sus familias.

Virgen María, en las advocaciones de Luján, Patrona de nuestra Patria, de la Merced, Patrona del Ejército Argentino, de Ntra. Sra. Stella Maris, Patrona de la Armada Argentina y Ntra. Sra. de Loreto, Patrona de la Fuerza Aérea Argentina te pedimos por cada uno de los que integramos ésta Nación, queremos manifestarte, como rezamos en la Oración por la Patria, que nos sentimos heridos y agobiados como Pueblo y también lo experimentamos como Fuerzas Armadas, precisamos tu alivio y fortaleza para ser una Nación cuya identidad sea la pasión por la verdad.

Ruega por nosotros ahora, y concédenos el don inestimable de la paz, para que, superando odios y rencores, sabiéndonos hermanos, transitemos caminos de encuentro, de perdón y reconciliación.

Te lo pedimos por medio de tu Hijo Jesús que vive junto al Padre. Por los siglos de los siglos. Amén.

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *