Mons. Olivera | Tenemos el compromiso en Argentina, que esta Madre que llega, sea la madre de la unidad, de la fraternidad y del encuentro

Publicado el30 octubre, 2019

Mons. Olivera | Tenemos el compromiso en Argentina, que esta Madre que llega, sea la madre de la unidad, de la fraternidad y del encuentro, así lo manifestaba el Obispo Castrense de Argentina, en el contacto con la prensa católica. Todo sucedía, luego de concluida la Audiencia General brindada por el Santo Padre Francisco, donde se logró el intercambio de imágenes entre la Diócesis Castrenses de Argentina y Gran Bretaña.

Consultado por ACI Prensa, sobre la impresión que le provocó el haber protagonizado todo el hecho histórico vivido en el Vaticano, en la misma Plaza San Pedro junto al Santo Padre, quien bendijo las imágenes, Mons. Olivera calificaba como, “lo vivido hoy, es la coronación de un trabajo de encuentro y fraternidad que comenzó entre ingleses y argentinos, y ahora tenemos el compromiso en la Argentina que esta Madre que llega sea la madre de la unidad, de la fraternidad y del encuentro”.

A la hora de plasmar este camino construido entre ambas Iglesias Castrenses, Mons. Santiago Olivera destacó, “comenzamos tiempos nuevos y esto debe ser trasladado a nuestra realidad argentina: que nos podamos ver como hermanos, que sintamos que María es madre de nuestro pueblo, que escuchemos a María y a Jesús que nos invitan a sentirnos, tratarnos, mirarnos, y amarnos como hermanos”.

En el encuentro con el Santo Padre de la delegación de peregrinos argentinos que acompañaron al Obispo Castrense de Argentina, recibió de ellos una de las placas que durante más de 30 años señalaban la tumba de los Héroes caídos en la Guerra de Malvinas. Las misma que solo portaba la leyenda, “Soldado Argentino Solo conocido por Dios” y que fueron reemplazadas gracias a la misión internacional de Cruz Roja, Argentina y Gran Bretaña que logró identificar gran parte de los cuerpos sepultados en el Cementerio de Darwin de Islas Malvinas, por los nombres de nuestros caídos, Su Santidad, recibió la placa, la toco y rezó en un profundo silencio por los caídos en la guerra.

El Santo Padre Francisco reza frente a la placa de Héroes de Malvinas.-

Quien también hizo declaraciones fue el Obispo Castrense de Gran Bretaña, Mons. Paul Mason, luego del acto de intercambio celebrado en el Vaticano, reflexionó sobre todo lo vivido. Allí, en coincidencia al anhelo de su hermano Mons. Olivera decía, “quisiera continuar con todo esto que se generó en torno a la Virgen, en las últimas semanas en nuestra Catedral Castrense de San Miguel y San Jorge, hemos estado rezando los británicos por los argentinos”.

Además Mons. Mason, declaró, “este encuentro, lo que hemos desarrollado hoy en el Vaticano, junto al Obispo Castrense de Argentina, bien puede ser el inicio de un nuevo vinculo de hermandad entre las dos Catedrales Castrenses (Gran Bretaña y Argentina)”. Mientras tanto, Mons. Olivera declaraba para Aletia (edición digital), “desde el origen la Virgen María fue madre de pueblos hermanos. Nos ayudó a experimentarnos así, cercanos. Este es el camino de encuentro, el camino de la paz, si queremos lograr convivencias fraternas entre los estados, entre los países, para que haya un mundo realmente en paz”.

Completando, el Obispo Castrense de Argentina señalaba a la prensa acreditada ante la Santa Sede, decía sobre la Virgen de Luján que estuvo en Malvinas y regresa a Argentina, “se convertirá en imagen peregrina por nuestro país, por las diócesis, por nuestros lugares que hace a propiamente castrense, pero que toca a las fibras tan importantes de nuestro pueblo argentino”. Cerrando, decía, Mons. Santiago Olivera, “en la guerra sabemos que siempre perdemos todos, pero aquí ganamos una mirada sobrenatural y una presencia de María que nos invita una vez más a hacer lo que Jesús nos dice”.-

Noticias relacionadas

0 comentarios

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

¡Compartí esta noticia!

¡Enviásela a tus amig@s!