Mons. Olivera | Unámonos en la oración pidiéndole al Señor la Gracia por la pronta Canonización del Siervo de Dios Enrique Shaw, el pedido del Obispo Castrense de Argentina fue para sus hermanos Sacerdotes. Desde Polonia, donde está a punto de concluir la Peregrinación siguiendo las Huellas de San Juan Pablo II y Santos y Beatos polacos, hacía este especial pedido por nuestro Siervo de Dios.

A continuación compartimos con ustedes la carta remitida por Mons. Santiago Olivera, Obispo Castrense de Argentina:

2 de marzo de 2019

Obispado Castrense de Argentina

Queridos Hermanos Sacerdotes, quería pedirles un favor grande, que en este tiempo nos unamos en la oración pidiéndole al Señor la Gracia por la pronta Canonización del Siervo de Dios Enrique Shaw. En junio, Dios mediante, se estudiarán en Roma sus virtudes, para sí así lo considera la Iglesia en virtudes heroicas pueda ser declarado como venerable nuestro Siervo Enrique.

Pero también, próximamente se comenzará la instrucción Diocesana sobre un presunto milagro atribuido a la intersección del Siervo de Dios Enrique Shaw, por eso les pido que en las Celebraciones Eucarísticas y oraciones puedan pedir esta Gracia, como así también hacer extensivo este pedido a los fieles que se nos han encomendado. Más allá que para nosotros haya sido un hombre de las Fuerzas Armadas, como Oficial de la Armada Argentina, es un excelente modelo de laico y de empresario tan importante para nuestra Patria en los tiempos que vivimos.

Enrique Shaw, es un modelo de virtud, un hombre coherente a su fe, donde pudo plasmar en la empresa los valores del Evangelio. Los invitó, les pido de corazón que podamos unirnos insistentemente a la oración, pidiéndole al Señor esta particular Gracia para nuestra Iglesia, para la patria Argentina.

+Mons. Santiago Olivera

Obispo Castrense de Argentina

Oración

Oh Dios, tu siervo Enrique nos dio un alegre ejemplo de vida cristiana a través de su quehacer cotidiano en la familia, el trabajo, la empresa y la sociedad. Ayúdame a seguir sus pasos con una profunda vida de unión contigo y de apostolado cristiano. Dígnate glorificarlo y concédeme por su intercesión el favor que te pido… Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.
(Padrenuestro, Avemaría, Gloria).

1 comentario

  1. Que buenas palabras ! , un modelo de Santidad contemporaneo , tan necesario para estos tiempos…luis duclos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *