Pastoral Vocacional Castrense nos convoca a rezar en el jueves vocacional

Publicado el6 agosto, 2020

Adoración Eucarística

por las Vocaciones sacerdotales

1ra Parte: Ponernos en la Presencia de Dios

2da Parte: Parte Penitencial

Petición de Perdón

Pequeña Reflexión sobre el Cura de Ars

3ra Parte: Lectura Evangélica

Escucha de la Palabra Silencio

4ta Parte: Oración Breve reflexión

5ta Parte: Momento de Alabanza

Rezo de un salmo a dos coros

Oración Responsorial

6ta Parte: Peticiones

Oración de los fieles

Oración Conclusiva

1° PARTE

INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

Ven espíritu Santo

llena el corazón de tus fieles

con el fuego de tu amor

Envía Señor tu Espíritu

R :- y renovarás la faz de la tierra

Oración: Oh Dios que has iluminado el corazón de tus hijos

Con la luz del Espíritu danos a gustar todo lo que es bueno y recto

según tu mismo Espíritu y gozar así de tus divinos consuelos

Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén

EXPOSICIÓN DEL SANTÍSIMO (Cántico adecuado)- SILENCIO DE UNOS MINUTOS

LECTURA DE UNA “VIVENCIA” DEL SANTO CURA DE ARS:

La oración no es otra cosa que unión con Dios. La oración es una dulce amistad, una familiaridad sorprendente (…) es un dulce coloquio de un niño con su Padre. Más se reza, más se quiere rezar.

A veces se tiene un corazón pequeño, pero la oración lo agranda y lo hace capaz de amar a Dios. No son las largas ni las bonitos oraciones que el buen Dios mira, sino las que vienen del fondo del corazón, con un gran respeto y un verdadero deseo de gustar a Dios. ¡Cuánto un pequeño cuarto de ahora que robamos a nuestras ocupaciones, a algunas cosas inútiles, para rezar le gusta! La oración privada se asemeja a la paja esparcida por aquí y por allá en un campo. Si se enciende fuego, la llama tiene poco ardor, pero si se agrupa la paja esparcida, la llama se hace abundante y se levanta hacia el cielo: así es la oración pública. El hombre es un pobre que necesita pedirle todo a Dios. El hombre tiene una hermosa función, aquella de rezar y de amar… He aquí la felicidad del hombre sobre la tierra. Vamos, mi alma, ve a conversar con el buen Dios, a trabajar con Él, a caminar con Él, a combatir y sufrir con Él. Trabajarás, pero Él bendecirá tu trabajo; caminarás, pero Él bendecirá tus pasos; sufrirás, pero Él bendecirá tus lágrimas. ¡Cuánto es grande, cuánto es noble, cuánto es consolador hacer todo en compañía y bajo la mirada del buen Dios, y pensar que Él ve todo, cuenta todo!… Santo Cura de Ars

Miremos a Jesús en silencio y dejemos que Él nos mire el corazón como se lo dejó mirar el Cura de Ars …

2° PARTE:

Habiéndonos dejado mirar el corazón le pedimos perdón a Dios

– Por ser indiferentes a las necesidades de nuestros hermanos… Señor ten piedad

– Por querer ser el centro de todo…. Cristo ten piedad

– Por no siempre confiar en tu Amor…. Señor ten piedad

Nos ilumina el Papa Francisco sobre la Oración:

«En la oración podemos establecer una relación de confianza con Él, tanto que en el “Padre Nuestro” Jesús nos ha enseñado a hacerle una serie de peticiones. A Dios podemos pedirle todo, todo, explicarle todo, contarle todo. No importa si en nuestra relación con Dios nos sentimos en defecto: no somos buenos amigos, no somos hijos agradecidos, no somos cónyuges fieles. Él sigue amándonos. Es lo que Jesús demuestra definitivamente en la última cena, cuando dice: «Este cáliz es la nueva alianza en mi sangre, que es derramada por vosotros» (Lc 22,20). En ese gesto Jesús anticipa en el Cenáculo el misterio de la Cruz. Dios es un aliado fiel: si los hombres dejan de amar, Él sigue amando, aunque el amor lo lleve al Calvario. Dios está siempre cerca de la puerta de nuestro corazón y espera que le abramos. Y a veces llama al corazón pero no es invadente: espera. La paciencia de Dios con nosotros es la paciencia de un papá, de uno que nos quiere mucho. Yo diría que es la paciencia junta de un papá y de una mamá. Siempre cerca de nuestro corazón, y cuando llama lo hace con ternura y con tanto amor.» Audiencia del 13 de mayo del 2020

3° PARTE: Lectura Evangélica: Escuchemos con el corazón disponible lo que Dios por medio de su Palabra hoy nos viene a decir:

Evangelio según San Mateo. 5, 1- 12

Jesús, al ver toda aquella muchedumbre, subió al monte. Se sentó y sus discípulos se reunieron a su alrededor. Entonces comenzó a hablar y les enseñaba diciendo: «Felices los que tienen el espíritu del pobre, porque de ellos es el Reino de los Cielos. Felices los que lloran, porque recibirán consuelo. Felices los pacientes, porque recibirán la tierra en herencia. Felices los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados. Felices los compasivos, porque obtendrán misericordia. Felices los de corazón limpio, porque verán a Dios. Felices los que trabajan por la paz, porque serán reconocidos como hijos de Dios. .Felices los que son perseguidos por causa del bien, porque de ellos es el Reino de los Cielos. Felices ustedes, cuando por causa mía los insulten, los persigan y les levanten toda clase de calumnias. Alégrense y muéstrense contentos, porque será grande la recompensa que recibirán en el cielo. Pues bien saben que así persiguieron a los profetas que vivieron antes de ustedes» Palabra del Señor.

(Después de la Lectura hacer un momento de Silencio Meditativo)

4° PARTE: reflexión

De nuestro Obispo, monseñor Santiago:

Es posible entender el discurso de las Bienaventuranzas de los felices, ‹‹felices los perseguidos, felices los insultados por la causa del reino, felices los que sufren››, si hay otra vida. El Señor es el que nos paga los mejores salarios, que es la vida eterna, trabajar por la paz, para ser hijos y ser misericordiosos para alcanzar misericordia. Impresiona como Jesús les muestras ya de entrada a los discípulos y a los seguidores, el un nuevo modo de vida, de alguna manera como enseñando a vivir en contramano de criterios del mundo, uno se puede preguntar cómo se puede ser dichoso, porque se sufre, porque nos persigan, por toda clase de dificultades que debemos afrontar en nuestra labor (…); justamente porque hay otra vida, porque el Señor es sin dudas, el que nos espera”. Por eso decimos en un Salmo, ‹‹feliz el hombre que pone en el Señor toda su confianza››, transitamos la vida, caminamos por la vida con la certeza de que somos Peregrinos y la clave es justamente la vida que Cristo nos ganó

5° PARTE: Momento de Alabanza

Damos gracias a Dios rezando el salmo 137

Te doy gracias Señor por tu amor

«Te doy gracias, Señor, de todo corazón, pues oíste las palabras

de mi boca. Canto para ti en presencia de los ángeles

y me postro ante tu Templo santo.

Doy gracias a tu nombre por tu amor y tu verdad,

pues tu palabra ha superado a tu renombre. R

El día en que clamé, me respondiste

y aumentaste la fuerza en mi alma

Te darán gracias, Señor, todos los reyes de la tierra,

cuando oigan las palabras de tu boca R.

Celebrarán los caminos del Señor:

«¡Es muy grande la gloria del Señor!»

Desde arriba el Señor ve a los humildes

y de lejos distingue al orgulloso. R

Si en medio de angustias caminare tú me harías vivir;

con tu mano paras al enemigo y tu diestra me salva.

El Señor lo hará todo por mí, Señor, tu amor perdura para siempre, no abandones la obra de tus manos.»R

6° PARTE: Oración de los fieles. A cada intención respondemos: “Concédenos, Tu Gracia Señor. Por la Iglesia de Dios, para que ore siempre como Cristo nos enseñó, rogando por trabajadores para lo cosecha, roguemos al Señor. Te rogamos, óyenos.

Por el Papa Francisco, nuestro obispo Santiago, los sacerdotes, para que,el tiempo dedicado a la oración, redunde en bien de nuestro Pueblo, roguemos al Señor. Te rogamos, óyenos.

Por los cristianos del mundo, para que, con la oración, den seguridad y fortaleza a los sacerdotes que atraviesan por horas de dificultad, roguemos al Señor. Te rogamos, óyenos.

Por la juventud, para que busque en la oración la fuerza y el camino de la verdad, en un Dios que lo llama a seguirlo, roguemos al Señor. Te rogamos, óyenos.

Para que sean muchos los que respondan a la llamada a la vida de consagración, des fidelidad a los que están en camino y nosotros sepamos ser ejemplo y modelo para ellos, roguemos al Señor. Te rogamos, óyenos.

Por todos nosotros, para que en la oración busquemos espíritu de servicio a los demás, cada día más generoso, roguemos al Señor. Te rogamos, óyenos.

ORACION CONCLUSIVA

SEÑOR JESÚS, BUEN PASTOR DE TU PUEBLO

TE NECESITAMOS PARA VIVIR CON ESPERANZA

QUEREMOS ROGARTE QUE REGALES MÁS SACERDOTES A TU IGLESIA;

PARA QUE LLEVEN LA LUZ DE TU PALABRA

Y REÚNAN A TU FAMILIA EN TORNO AL ALTAR

TE DAMOS GRACIAS

PORQUE A TRAVÉS DE ELLOS NOS DAS EL PERDÓN

QUE NOS ALIENTA A SEGUIR CAMINANDO

DANOS SACERDOTES MISIONEROS, ITINERANTES, SAMARITANOS

Y DISPUESTOS A DAR LA VIDA- SI FUESE NECESARIO-.

QUÉ NOS ACOMPAÑEN

A CONSTRUIR UN MUNDO NUEVO DE PAZ,

DE JUSTICIA Y DE SOLIDARIDAD

¡ESCÚCHANOS, SEÑOR!

QUE TÚ SACERDOTES PUEDAN SER FIELES A TU LLAMADO

QUE SEAN SIGNO DE TU AMOR PARA TU PUEBLO

Y SE ENTREGUEN CON ALEGRÍA

QUE SEAN CAPACES DE COMPARTIR LA VIDA DE LOS POBRES

Y CONSUELEN A LOS QUE SUFREN

BENDICE A NUESTRA IGLESIA PARTICULAR CASTRENSE,

CON VOCACIONES A LA VIDA SACERDOTAL Y

REGALA A NUESTROS SEMINARISTAS

PERSEVERANCIA Y GENEROSIDAD

JESÚS BUEN PASTOR, EN VOS CONFIAMOS.

VIRGEN MARÍA, MADRE DE LUJÁN, RUEGA POR NOSOTROS JUNTO A NUESTROS SANTOS PATRONOS

JUAN MARÍA VIANNEY, JUAN DE CAPISTRANO Y JOSÉ GABRIEL BROCHERO. AMÉN.

RESERVA DEL SANTÍSMO CON UN CANTO O ACLAMACIONES EUCARÍSTICAS DE MANERA ACOSTUMBRADA.

NOTA: Recordamos esta jaculatoria para todos los días- según el pedido de nuestro obispo-. “MANDA PADRE, MUCHOS Y SANTOS OBREROS A TU MIES. CONSERVA Y SANTIFICA A LOS QUE ESTAMOS”

Rezarla al final de cada Misterio del Rosario- luego de “Oh Buen Jesús, perdona nuestras culpas…” (No lo reemplaza, sino que enriquece la oración).

También se puede sumar como intenciones en el rezo de Laudes y Vísperas (en “Se pueden añadir algunas intenciones libres”).

Como jaculatoria durante el día.

PASTORAL VOCACIONAL CASTRENSE

Noticias relacionadas

Mons. Olivera | Hoy renuevo mi deseo de ser todo para mi pueblo

Mons. Olivera | Hoy renuevo mi deseo de ser todo para mi pueblo

Mons. Olivera | Hoy renuevo mi deseo de ser todo para mi pueblo, así lo manifestaba el Obispo Castrense de Argentina en su 36° Aniversario de ordenación Sacerdotal. El 18 de septiembre de 1984, Mons. Justo Oscar Laguna, en la Catedral Ntra. Sra. del Buen Viaje, en la...

0 comentarios

Deja un comentario

Suscribite a nuestro newsletter

¡Te suscribiste correctamente!

Pin It on Pinterest

¡Compartí esta noticia!

¡Enviásela a tus amig@s!