Peregrina y mensajera de la Paz, cada día más cerca, cada vez nos une más, hablamos del inminente acontecimiento histórico que viviremos, y que tiene como protagonistas al pueblo argentino e inglés, unidos bajo el manto protector de Ntra. Sra. de Luján. Hace 37 años, la imagen de María, Madre de Dios, en su advocación de Ntra. Sra. de Luján, descendía en un vuelo que unió a Argentina continental con las Islas Malvinas de manos de, en aquel entonces, Capellán Mayor de la Fuerza Área Argentina, eran tiempos de guerra.

Allí, estuvo nuestra Madre, acompañando a nuestros efectivos de las Fuerzas Armadas y Fuerzas Federales de Seguridad, hasta el final del conflicto, pero su misión se prolongó por casi 4 décadas más. María tenía un plan mucho mayor, sembrar esa semilla de paz y de fe, en tal sentido, emigró muy lejos de estas tierras australes del mundo, siendo entronizada en la Catedral Castrense, San Miguel y San Jorge, en la ciudad de Aldershot, Gran Bretaña.

No fue hasta principios de este año 2019, cuando enterado de la historia por los files de, “La Fe del Centurión”, el Obispo Castrense de de Argentina, por intermedio de cartas, iniciaba el proceso para poder concretar el retorno de la imagen, construyendo así, las bases de aquel puente que nos uniera con este anhelo. El mes de marzo, marcó un hitó indiscutiblemente relevante en la germinación de esa semilla paz, sembrada por nuestra Madre, es que, el 8 de dese ese mes, se entrevistaban en Roma, Mons. Santiago Olivera (Obispo Castrense de Argentina) y Mons. Paul James Mason (Obispo Castrense de Gran Bretaña).

Aquel encuentro celebrado por los Obispos, iniciaba todo un trabajo silencioso, que devino en la confirmación y aprobación del regreso de la imagen a Argentina. En gratitud al gesto, nuestro Obispo propuso el obsequio de una nueva imagen para la Catedral Castrense de Gran Bretaña y a sus fieles.

En nuestro país, esa imagen de Ntra. Sra. de Luján, fue partícipe de la reciente XVII Peregrinación Castrense a Luján, fue el pasado 3 de octubre, quien arribó al Presbiterio de la Basílica de Luján, acompañada por nuestros efectivos de las Fuerzas Armadas y Federales de Seguridad. Allí, estuvo nuestra Madre, donde todos rezamos por su inminente viaje que emprenderá junto a nuestro Obispo a Roma, donde junto a la imagen que estuvo en Malvinas será bendecida por el Santo Padre, siendo su destino final, la Catedral Castrense de Gran Bretaña.

En la Homilía del Obispo Castrense de Argentina, durante la XVII Peregrinación Castrense a Luján,  sobre el retorno de nuestra Madre al país, reconocía, “sin duda por la docilidad y disponibilidad de nuestro hermano Paul Mason, Obispo Castrense de Gran Bretaña, aquella imagen “vuelve a casa”, trayéndonos el recuerdo de tantas vidas argentinas, algunas que derramaron su sangre por la Patria y quedaron allí como signo y fecundidad de tiempos nuevos y futuros”.

La peregrinación marca una huella en corazón de los fieles, unidos en oración, caminamos juntos a la casa de nuestra Madre,  celebrando, confirmando nuestro compromiso con Dios, siendo también protagonistas de la historia que tiene como misión el retorno de la imagen de Ntra. Sra. de Luján. Continuando con su gran tarea, consolidando todos los pasos previos, que el próximo 30 de octubre reunirá en Roma a Mons. Olivera y Mons. Mason, este último fin de semana, se comunicaba con su par Castrense, contándole los detalles de lo vivido en Luján y también compartiendo fotos y notas publicadas de la peregrinación.

En respuesta, el Obispo Castrense de Gran Bretaña, le señalaba a Mons. Olivera, “es maravilloso” (refiriéndose a toda la actividad desplegada en Argentina y sobre los preparativos para la llegada de nuestra Madre). Agregando, “hoy en nuestra Catedral (Catedral Castrense de Gran Bretaña) todos rezamos por el pueblo argentino y por la fuerza de la fe”.

Cerrando su mensaje, Mons. Mason contó, que durante la celebración de Santa Misa, “hoy, hablé sobre Ntra. Sra. de Lujan”. Confirmando además que, “el 27 de octubre tendremos oraciones y una procesión antes de que ella comience su viaje a casa”. Cada jornada que avanzamos en este mes, más cerca estamos de ver cumplido el retorno de Ntra. Sra. de Luján, Peregrina y mensajera de la Paz, Madre bendita que arribará finalmente el próximo 3 de noviembre a las 4:40 horas, al Aeropuerto Internacional, Ministro Pistarini, Ezeiza, Buenos Aires.

Recordando que allí será recibida por nuestros efectivos de las Fuerzas Armadas y Fuerzas Federales de Seguridad, Veteranos de Guerra y fieles de nuestra Patria, partiendo en procesión rumbo a Luján. Ese día, a las 13 horas, en la Basílica de Luján, junto a la imagen de Ntra. Sra. de Luján que estuvo en las Islas Malvinas recién llegada a Argentina, presidirá Santa Misa, Mons. Oscar Ojea, Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA).-

 

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider
Le puede interesar:

1 comentario

  1. Emocionante… increible… nada de lo sucedido es casual… ES PROVIDENCIA… LA VÍRGEN ACTUANDO COMO NEXO DE FRATERNIDAD ENTRE INGLESES Y ARGENTINOS… felicito especialmente a Mons. Olivera y a Mons. Manson Obispos Castrenses de Argentina y Gran Bretaña… y a todos los que intervinieron en “este milagro”… 👍👍👍🤗🤗🤗🙏🙏🙏🙏🙏 p jordan ostojic ofm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *