Recordamos el 168° del paso a la Inmortalidad del Padre de la Patria Gral. San Martín, fue un 17 de agosto de 1850, en su residencia de Boulongne Sur-Mar, Francia, cuando el Libertador de América fallecía. Había nacido en Yapeyú, Corrientes, el 25 de febrero de 1778, era el hijo menor de 5 hermanos de Juan de San Martín y Gregoria Matorras.

Con solo 6 años, emprendió el viaje a España para educarse, donde desplegó su carrera militar por 22 años, para luego volver a nuestra Patria y ponerse a las ordenes de la Independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata. Entre sus proezas se cuenta el cruce de Los Andes, en 1817 con el afán de liberar al pueblo chileno de España, meta que alcanzó luego de las batallas de Chacabuco y Maipú.

Pero no se quedó allí, su afán libertador, lo llevó en 1821 a lograr la Independencia de Perú, quebrando así el centro estratégico de la conquista española en Sudamérica. Más tarde, se producía el histórico encuentro con Simón Bolívar, a quién le cedió una porción de su ejército para continuar con la campaña libertadora.

Conocido era su deseo, que a la hora de alcanzar la inmortalidad, había señalado el Gral. San Martín, “desearía que mi corazón fuese depositado en el de Buenos Aires”, ese anhelo fue cumplido recién el 1880, 30 años después de aquel 17 de agosto de 1850. Desde aquella fecha, descansa en paz en la Capilla Nuestra Señora de la Paz, ubicada en la Catedral Metropolitana de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), donde es custodiado por Granaderos.-

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *