Roma | De la mano de Ntra. Sra. de Luján, dos Obispos Castrenses construyen el camino para su regreso a casa, la historia tiene en sus orígenes como protagonista a nuestra Santa Iglesia y a la gran devoción y amor de nuestro pueblo por la Santa Patrona de la República Argentina. Los caminos de la historia, siempre tienen nexos y bases para que los hombres comprometidos con Dios, siempre, puedan con su fe, construir puentes, para unirnos, para crecer y ser mejores personas, superándolo todo.

Es así, como en el transcurso del 2018, llega la noticia al Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, Mons. Oscar Ojea, de voz de un fiel, se conocía la feliz noticia de que en un artículo publicado en la Gaceta Malvinense de AVEGUEMA (Asociación de Veteranos de Guerra de Malvinas), se publicaba una nota donde se señalaba que se había encontrado la imagen de Ntra. Sra. de Luján. La misma, se hallaba en una de las Capillas de la Catedral Castrense del Reino Unido, pero no se trataba de una réplica, esa imagen, había llegado allí, procedente de las Islas Malvinas.

Es que, en tiempos de la Guerra, nuestra Santa Patrona del Obispado Castrense de Argentina, el 8 de mayo de 1982, había sido retirada de la Parroquia Stella Maris de Malvinas, por el Capellán, Padre Vicente Martínez Torrens, recorriendo aquella tierra en procesión, acompañando a nuestros efectivos de las Fuerzas Armadas. Terminado el conflicto, nadie más supo de ella, hasta que el año pasado, un grupo de laicos de la Diócesis de Quilmes, provincia de Buenos Aires, pudo reconocerla, comparando el artículo con el libro del Capellán, Padre, Vicente Martínez Torrens, titulado “Dios en las trincheras”.

Es así que, Mons. Ojea, lograba entrevistarse con el Grupo “La fe del Centurión”, quienes le acercaron los detalles y ratificaron la intención de construir este camino de retorno a Argentina de la Santísima. El grupo de laicos, quien nombró a esta misión como, “Madre recordamos y buscamos tu amparo, vuelve a casa” y en base a él, despliegan una serie de metas a cumplir, pero para ello, primero se debe lograr la llegada de la Virgen de Luján.

Entre sus objetivos, solicitaban que la Virgen pueda estar con nosotros, pero con la anuencia del Reino Unido, como fruto de un especial lazo de fraternidad entre ambos pueblos. Anoticiado de los argumentos, Mons. Oscar Ojea, por tratarse de una imagen que acompañó a nuestros Soldados en la Guerra, pidió a nuestro Obispo Castrense de Argentina, que interceda y vea, cómo poder responder al pedido de nuestros hermanos, que solicitaban que Ntra. Sra. de Luján regrese al país.

De forma inmediata, Mons. Santiago Olivera, lograba entrevistarse con esta delegación de laicos, quienes ansían el retorno de la imagen, quienes además, le contaron las referencias y le hicieron público su especial deseo. De esta manera se da comienzo a las gestiones pertinentes, sumándose a esta tarea Veteranos de Guerra y familiares, como reza en el documento del  Grupo “La fe del Centurión”, quienes inspirados en el gesto del que nuestra Madre vuelva, esa acción, nos recuerde, que solo los caminos de Paz y fraternidad, son los caminos que llevan a un mundo mejor.

Es así que, Mons. Olivera, inicia su labor, dialogando con el Obispo Castrense de Inglaterra, Mons. Paul James Mason, donde a través del intercambio de cartas, le cuenta los detalles de todo. Cabe señalar, que desde el primer contacto con Mons. Paul James Mason, la respuesta fue siempre muy cordial y de completa predisposición para con la causa de María, para así, juntos iniciar el proceso.

Tal es así que, sabiendo que nuestro Obispo, con motivo de su viaje a Europa, donde primero estuvo en Polonia y luego en Roma, se planteó la posibilidad de generar un encuentro entre ambos, para así avanzar en el proyecto. Mons. Mason, a pesar de no estar en esa fecha en su país, tuvo la gentileza de disponer de un tiempo en su agenda, para poder encontrarse con Mons. Olivera en Roma.

El encuentro de ambos se concretó el pasado viernes 8 de marzo, donde ambos bajo el manto afectivo de Ntra. Sra. de Luján, conversaron sobre este gran movimiento que genera María. Entre los detalles de esta entrevista, Mons. Olivera nos cuenta,“siguen las tratativas para que la imagen de la Virgen de Lujan pueda volver a Argentina, hay mucha disponibilidad, en los próximos tiempos iremos concretando distintos detalles a cumplimentar”.

Agregando,“quiero destacar el gesto de Mons. Mason, el de viajar exclusivamente a Roma, para conversar conmigo, puesto que yo también le había propuesto, si él no podía llegar, entonces yo podría viajar hasta su Diócesis para avanzar en esta misión”.

Además, entre los detalles, se habló de la posibilidad de qué además del regreso de nuestra Madre a Argentina, también se pueda enviar una réplica de Nuestra Santa Patrona, a la Catedral Castrense Inglesa, dado que hace 37 años tiene presencia en aquella tierra. Cabe señalar también, que un grupo de Veteranos de Guerra de Malvinas, que viajaron a la Santa Sede, entregaron a Su Santidad Francisco, el 20 de febrero último, una copia del proyecto, el cual fue recibido con gran emoción y un cálido interés por el Pontífice.

A pesar de ese gesto, la realidad es que, mucho antes y bajo un estricto protocolo y respeto, Mons. Olivera, junto al Obispo Castrense de Inglaterra, habían iniciado los contactos y trámites. También es importante aclarar, que si bien todo lo que se está generando en torno al regreso de nuestra Madre, es de gran relevancia histórica. Es correcto informar que, todo este proceso es entre ambas Diócesis Castrenses, ya que al tratarse de temas de la Santa Iglesia, aquí los gobiernos no intervienen.

Lo real es que, Ntra. Sra. de Luján cada día está más cerca de poder volver a nuestra tierra, según supimos entre las propuestas planteadas, el borrador del documento entre las dos Diócesis, cuenta que, a la llegada de María, ella, recorrería toda Argentina. Tras su peregrinación, retomaría a la Basílica de Luján, en el oeste de la provincia de Buenos Aires, donde sería entronizada, para que nuestros fieles la conozcan, para que podamos rezar con ella y decir juntos, Madre, Bienvenida a Casa.-

Le puede interesar:

Ntra. Sra. de Luján, Peregrina y Protectora, de Malvinas al Reino Unido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *