Roma | El Santo Padre rezó por el fin de la pandemia, así lo informaba el Director de la Sala de Prensa del Vaticano al confirmar que minutos después de las 16 horas (hora local), se producía la visita a Santa María la Maggiore y San Marcello al Corso. Con un ramo de flores en sus manos, el Santo Padre Francisco arribaba a Santa María la Maggiore y rezó frente a la imagen de María Salus Populi Romani, donde permaneció frente a Ella en una profunda oración donde imploró su protección.

Acompañado solo por su custodia, el Su Santidad peregrinó a pie por la Vía del Corso hasta San Marcello al Corso, ante la imagen de las calles casi vacías en la capital romana, la presencia del Pontífice que avanzaba a pie por la acera sorprendía a los pocos transeúntes que lo vieron. Allí, se dirigió frente al Crucifijo de Madera que protegió a Roma de la Gran Peste del siglo XVI, donde rezó y pidió por el fin de la pandemia.

De esta forma, dice la oficina de prensa Vaticana el Santo Padre quiso expresar su cercanía con quienes están sufriendo en este tercer domingo de Cuaresma, rezando ante la Virgen y ante el Crucifijo. Con su oración, el Santo Padre invocó el fin de la pandemia que golpea a Italia y al mundo, imploró la curación de tantos enfermos, recordó a las muchas víctimas de estos días y pidió que sus familiares y amigos encuentren consuelo y alivio.

Su intención también fue por los trabajadores de la salud, médicos, enfermeras y a aquellos que, en estos días, con su trabajo, garantizan el funcionamiento de la sociedad. Alrededor de las 17:30 horas el Santo Padre regresó al Vaticano.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *