Roma | El Santo Padre siempre nos invita a amar a todos, en el modo de amor de Dios, así lo señalaba el Obispo Castrense de Argentina, Mons. Santiago Olivera al referirse a las varias preguntas recibidas de distintos medios, sobre el por qué el Su Santidad Francisco envió Rosarios a los hermanos detenidos. Es que durante la audiencia privada del día sábado 11 de enero, que mantuvo el Santo Padre con Mons. Olivera, en cual dialogaron sobre nuestra Diócesis Castrense sobre las inminentes tareas a desarrollarse y demás detalles, se producía el gesto del Pontífice, el de bendecir los Rosarios que serán entregados a los detenidos.

Cabe señalar también, que no fue el único presente que el Santo Padre brindó a nuestra Diócesis Castrense de Argentina, también obsequió su propio Solideo a la Imagen Peregrina de la Paz, Ntra. Sra. de Luján. Y tuvo además, la gentileza de grabar un mensaje de voz, saludando a todos los fieles de la familia Castrense, el cual fue recibido con mucha felicidad por todos.

De todo, la bendición y obsequio de los Rosarios despertó una gran expectativa, sobre todo en el ámbito periodístico. Por ello, desde su aún estancia en Roma, quisimos consultarle a nuestro Obispo, sobre cómo se dieron los hechos.

En tal sentido, Mons. Santiago Olivera, nos explicaba entonces, el origen de cómo surgía todo esto, así nos lo contó a nuestra redacción, “enviar los Rosarios a los detenidos también es una presencia y una cercanía con los que están sufriendo más. Tal vez, muchas veces, llama la atención, cuando el Papa hace estos gestos de cercanía, pero no lo hace con alguien preferencial, lo realiza con cualquiera que está sufriendo o está preso”.

Ampliando, el Obispo Castrense de Argentina, agregó, “es muy importante, que comprendamos, que todos somos hermanos y como dice el Señor en la Escritura, <<no hay acepción de personas para con Dios >> (Romanos 2:11). Hay que amar a todos con toda nuestra fuerza y con nuestro corazón”.

Mons. Olivera, profundizando, subrayó entonces, el Santo Padre, no hace más que vivir esa realidad, en particular me llena de alegría esta consideración a mi pedido, porque muchos militares me pedían un Rosario Bendecido por él. Lo hacen, para sentir así su cercanía, como tantos otros hombres y mujeres del país han recibido esta presencia del Santo Padre”.

Pero, para que no queden ningún tipo de dudas, Mons. Santiago Olivera, reiteró, “(…) esa cercanía, es hacia todos los que están sufriendo de una u otra manera, en este caso, más allá del juicio que están transitando, también es importante que se sientan considerados. Es muy especial, que el Papa manifieste esta proximidad con los que los que más sufren”.

Por último, y para saber interpretar el gesto de Papa, Mons. Santiago Olivera, declaraba, “el Señor Jesús amó a todos, el Santo Padre siempre nos invita a amar a todos, en el modo de amor de Dios, que ama siempre, que ama primero,  esto es lo que encarna Su Santidad Francisco, este modo de amar de Dios”.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *