Santa Cruz | Cómo nos pide Francisco “Ser pastor con olor a oveja” mi misión es “Ser pastor con olor a Soldado”, así explicaba el Obispo Castrense de Argentina Mons. Santiago Olivera el sentido de su misión, desplegado además en la visita pastoral a Patagonia, a minutos de haber arribado a la localidad de Puerto Deseado. La ciudad, recostada al sur del Golfo San Jorge se viste relevancia en esta segunda etapa de la visita del Obispo que iniciaba la semana pasada en Comodoro Rivadavia, Chubut.

Es en este rincón austral, bañado por las aguas del mismo Océano Atlántico, Mons. Olivera se encontraba con nuestros efectivos del Ejército Argentino del Regimiento de Caballería de Tanques 9. También, en la misma ciudad visitará a nuestros hermanos de Prefectura Naval Argentina, en una jornada muy fría, que incluyó en algunos sectores una intensa nevada mientras se acercaba a la ciudad.

El Obispo Castrense de Argentina, tal como lo hizo en Chubut priorizará en su visita el dialogo con cada uno de sus diocesanos, al respecto nos decía, “nuestra Diócesis es una Diócesis personal y estoy enviado a pastorear a cada uno de los miembros de las Fuerzas Armadas y Fuerzas Federales de Seguridad, junto a sus familias. Además, se incluyen distintas dependencias como son, los Ministerios de Defensa, de Seguridad, Casa Rosada, Quinta Presidencial de Olivos, todo lo que implica el mundo castrense, militar y Fuerzas Federales de Seguridad en una geografía no territorial, sino mucho más extensa, incluyendo toda la República Argentina”.

Al respecto, nos contaba, “entonces, es muy importante, el poder enseñar, revelar, el sentido de nuestra Diócesis y la del pastor, es justamente, en estas visitas pastorales el hecho de poder compartir con nuestros hermanos sobre el sentido de nuestro Obispado”. Allí, Mons. Santiago Olivera revela que, “en el encuentro con nuestros hermanos, dialogamos sobre el sentido de la misión del Obispo y la del pastor a imagen de Jesús, el buen pastor que busca, que va al encuentro, que sana, que levanta a los caídos, a los heridos, a imagen de Jesús que deja las 99 ovejas para buscar la que está extraviada y perdida, así sacerdotalmente para un obispo, para un sacerdote siempre es la imagen del buen pastor”.

Continuando con sus declaraciones, el Obispo Castrense de Argentina, se refirió al pedido que el Santo Padre les hizo a los Sacerdotes, así lo explicaba, “Su Santidad Francisco nos ha hablado a los pastores, que tenemos ser, pastores con olor a oveja. Sobre esto, les he transmitido a nuestros efectivos, que mi presencia en los distintos lugares, a lo largo y ancho del país, en las distintas guarniciones, brigadas, destacamentos, escuadrones de todas las Fuerzas tiene este sentido, el del pastor que conoce a su pueblo”.

A lo que agregó, “podría entonces, parafrasear, ser un pastor con olor a soldado, para conocer su lenguaje, para conocer sus vidas, sus sentimientos, sus preocupaciones, sus alegrías, sus gozos. Ésta es la misión del Obispo Castrense, estamos porque hay una peculiar forma de vida y porque también hay una vocación que no se antepone a nada propio, para estar dispuestos a entregar la vida”.

A modo de síntesis de esta interpretación, Mons. Olivera profundizó, “cuando digo, pastor con olor a soldado, para mí significa, dejarme moldear por el temple y fortaleza de entrega hasta de la propia vida. Esta noble tarea la hago como diría el Apóstol  Pablo,  con la misma exigencia, lucha y combate.-

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *