Sin Justicia independiente, no hay República

Publicado el25 septiembre, 2020

Sin Justicia independiente, no hay República, la afirmación pertenecen a declaraciones formuladas por Mons. Justo Oscar Laguna, las mismas fueron dichas el 15 de noviembre de 1995 al diario La Capital de Mar del Plata. Si no fuera porque han transcurrido 25 años de aquella afirmación del Obispo, muchos creerían, que se trata del título de alguna noticia actual.

Como todos sabemos, Mons. Laguna fue el mentor, Padre y Hermano de nuestro Obispo Castrense de Argentina, Mons. Santiago Olivera y a quien recordaba muy afectuosamente el día del 36° Aniversario de su Ordenación Sacerdotal. Ese 18 de septiembre, Mons. Olivera escribía en la sección #MíGuíaMiFe, con el Santo Cura de Ars, me postré consciente de mi nada y me levanté sacerdote para siempre. Hoy hace 36 años, por Gracia de Dios, gracias a Mons. Laguna, y por el pueblo Santo de Dios que rezó por las vocaciones, e hizo posible que pueda escuchar y seguir el camino de Jesús”.

Hoy, 25 de septiembre, Mons. Justo Oscar Laguna cumpliría 91 años, en este nuevo aniversario, resulta importante entonces, además de recordarlo, poder profundizar en sus pensamientos. Sin duda para quienes hemos tenido la suerte de haberlo escuchado, visto o leído, nos resulta conmovedor volver a repasar su gran personalidad y compromiso con nuestra sociedad, y para muchos otros, será una gran oportunidad para descubrir su figura.

A propósito de ello, nuestro Obispo, Mons. Santiago Olivera en su libro, “Navega Mar Adentro”, Reflexiones y enseñanzas de Mons. Laguna, lograba rescatar una gran serie de declaraciones periodística del Obispo. Allí, en el interior de sus páginas, Mons. Laguna se lee entre tantos trabajos del Obispo, “sin justicia independiente, no hay República”, agregando más adelante, “la falta de justicia es el mayor mal del país. La justicia debe tener los ojos bien abiertos”. [i]

En el último lustro del siglo XX, ya era evidente la gran preocupación que planteaba Mons. Justo Oscar Laguna sobre la suerte que correría nuestra nación si no se prestaba atención a la independencia del poder judicial. Debemos recordar, que en 1994 los convencionales constituyentes reunidos en las ciudades de Santa Fe (Santa Fe) y Paraná (Entre Ríos) sancionaban la reforma constitucional argentina.

Entre los cambios introducidos al Poder Judicial, se conformaba el Consejo de la Magistratura para la selección de jueces y el Ministerio Público que tiene la misión de promover la actuación de la Justicia en defensa de la legalidad. Al respecto, un año después de la sanción de la reforma constitucional (en 1995), Mons. Laguna ya afirmaba, “es necesario que el país tenga jueces que no sean elegidos por el Poder Ejecutivo. No soy abogado ni técnico, pero es indispensable que contemos con una justicia creíble”.[ii]

Una postura que, a la distancia, profundiza en la veracidad de aquella perspectiva observada por el Obispo, quien no menguaba en poder hacer pública su opinión en los medios nacionales cuando era consultado, donde además nos afirmaba que, “un país sin legalidad, es un país a la deriva”[iii]. Pero, a Mons. Laguna, quien fuera también un reconocido referente de la Iglesia en su tiempo, era reconocido en su misión pastoral y su en tarea en el desarrollo de trabajo ecuménico, tendiendo lazos y construyendo puentes entre las personalidades.

Repasando su misión religiosa, en algún momento Mons. Laguna proyecto su opinión sobre la Iglesia en aquel momento, hablando del cómo debería ser en el futuro, es decir debería ser en el siglo XXI, en nuestro actual presente. Allí, señalaba, “cuando se proyecta dos o tres décadas adelante en una institución como la Iglesia, es innecesario intentar un ejercicio de adivinanza para decir que no deben esperarse cambios extraordinarios.

No es probable que en 2030 encontremos un escenario muy diferente del de este fin de milenio. Hoy tenemos una Iglesia reunida en torno a la figura del Papa Juan Pablo II. Un liderazgo muy firme”.[iv]

Pero también, en esa misma entrevista habló de este presente año, del cómo imagina al Pontífice de este tiempo pensando además en el Concilio Vaticano II, “imagino, por ejemplo, un episcopado cada vez más sencillo y más cercano a la gente. A lo largo de su pontificado Juan Pablo II ha mostrado unas condiciones excepcionales frente a las multitudes”. [v]

Pensemos que en el tiempo en que lo dijo Mons. Laguna, no había internet, ni mucho menos se conocía la fuerza y dinámica del poder de las redes sociales y el avance que rápidamente imprime la tecnología. Sabiendo que lo que antes costaba días y meses en saberse, hoy al instante todos los fieles del mundo reciben el mensaje del Santo Padre en sus teléfonos móviles, en sus tabletas o computadoras en forma electrónica.

Finalizando, Mons. Justo Oscar Laguna decía, “no soy un mago como para imaginar el Papa del 2020, pero creo que la Iglesia, para poder lograr una nueva evangelización, debe producir cambios”[vi]. Esos cambios, a los que se refería Mons. Laguna, parecieran hoy como que se los hubiera transmitido a nuestro actual Papa, pero recordemos que el Obispo fallecía en año 2011, mucho antes del Pontificado de Francisco.

Sin duda los grandes hombres se adelantan a su tiempo, hoy lo podemos comprobar en el repaso de los pensamientos y enseñanzas de Mons. Laguna. Al respecto, Mons. Santiago Olivera nos decía, “da alegría volver a leer a Mons. Laguna, quien era un referente de su tiempo, tenía esa claridad de visión, un hombre que motivaba e invitaba al debate sereno y al dialogo permanente siendo una presencia valiente también”.-


[i] Libro: Navega Mar Adentro. Reflexiones y enseñanzas de Mons. Laguna. De Mons. Santiago Olivera. Editorial Sudamericana. Página 174.

[ii] Libro: Navega Mar Adentro. Reflexiones y enseñanzas de Mons. Laguna. De Mons. Santiago Olivera. Editorial Sudamericana. Página 252.

[iii] Ídem i

[iv] Libro: Navega Mar Adentro. Reflexiones y enseñanzas de Mons. Laguna. De Mons. Santiago Olivera. Editorial Sudamericana. Página 247.

[v] Ídem iv

[vi] Ídem iv

Noticias relacionadas

0 comentarios

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

¡Compartí esta noticia!

¡Enviásela a tus amig@s!