Te confiamos Señor a la Gendarmería Nacional, a sus Directivos, a toda la fuerza, la síntesis se desprende de la invocación religiosa que pronunció el Obispo Castrense de Argentina, Mons. Santiago Olivera, en el acto por 81° Aniversario de Gendarmería Nacional Argentino. El mismo se desarrolló en la Escuela, Don Martín Miguel de Güemes, en Ciudad Evita, provincia de Buenos Aires, la misma estuvo presidida en nombre del Sr. Presidente de la República Argentina por la Sra. Vicepresidente Gabriela Michetti, quien estuvo acompañada por la Sra. Ministra de Seguridad de la Nación, Dra. Patricia Bullrich.

Además, estuvieron presentes, el Sr. Ministro de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación Argentina, Alejandro Finocchiaro, el Secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco, Sr. Director Nacional, Comandante General de GNA, Gerardo Otero, Sub Director Nacional de GNA, Comandante General Ernesto Oscar Robino, el Obispo Castrense de Argentina, Mons. Santiago Olivera. También participaron, el Sr. Embajador de la República de Paraguay, Sres. Jefe del Estado Mayor Conjunto, Jefe de la Armada Argentina, Jefe de la Fuerza Aérea Argentina, Jefes de Fuerzas Federales de Seguridad, Jefes de Delegaciones extranjeras, Jefe de Carabineros de Chile, Comandante de Carabineros de Italia e invitados especiales.

En su mensaje impartido en la invocación religiosa, nuestro Obispo pidió, Señor, una vez más queremos darte gracias por estos 81 años del camino recorrido de la Gendarmería Nacional Argentina”.  Agregando, “y te damos gracias uniéndonos al decálogo que cada Gendarme recibe como suyo y año tras año renueva con orgullo, humildad y convicción”.

Cerrando, señaló, “que María, Madre de Luján, Patrona de la Argentina y de la Gendarmería, los cuide a estos, sus hijos y cuide a sus familias.  Y que experimenten siempre la gratitud y el afecto del pueblo argentino. Te confiamos Señor a la Gendarmería Nacional, a sus Directivos, a toda la fuerza. Y te damos gracias porque: Son Gendarmes, es decir son personas de bien”.

Ampliando este concepto, Mons. Santiago Olivera declaraba a nuestra redacción, “sin dudas los gendarmes son personas de bien, si alguno se equivoca, como dijo la Sra. Ministra, son apartados inmediatamente. A veces, tristemente el relato quiso enfrentar a Gendarmería y a las Fuerzas Federales de Seguridad con nuestro pueblo, pero no debemos olvidar que ellas, están para servir y cuidar a nuestra nación y a cada habitante, esto debemos valorar y debemos aprender”.

Sobre el mensaje expresado por la Ministra Patricia Bullrich, Mons. Olivera nos reveló, “nos llena de gozo escuchar que un funcionario nacional, como lo es la figura que representa su investidura, haga público el sentimiento de muchos argentinos, que expresan el cariño, el sentido de protección que representan las Fuerzas para ellos. Esto contrasta con relatos falsos, mentirosos de otros, que solo buscan instalar mentiras como verdades, difundiendo un falso relato, no solo respecto de las Fuerzas Federales de Seguridad, sino también sobre la Justicia, como las recientes pintadas en el Cabildo”.

 

A continuación compartimos en forma textual la invocación religiosa brindada por Mons. Santiago Olivera, Obispo Castrense de Argentina:

 

Oración por los 81 años de la Gendarmería

+Mons. Santiago Olivera

Obispo para las Fuerzas Armadas y Fuerzas Federales de Seguridad

(Obispado Castrense de la República Argentina)

  

Señor, una vez más queremos darte gracias por estos 81 años del camino recorrido de la Gendarmería Nacional Argentina.

Y te damos gracias uniéndonos al decálogo que cada Gendarme recibe como suyo y año tras año renueva con orgullo, humildad y convicción.

El Decálogo del Gendarme revela el sentimiento más profundo de quienes quieren servir a la Patria y entregar su vida por el bien de todos.

Oración humilde y sincera que reconoce “el honor de ser gendarme”.

Oración humilde que renueva cada día el deseo de ser correcto porque en el ejercicio de sus funciones deben ser irreprochables.

Oración que pide humildemente, pero con energía para no ceder en el cumplimiento de la responsabilidad.

Que renueva con fuerza la disciplina, porque en ella está fundado el orden y el respeto mutuo.

Y la lealtad, porque sin lealtad no hay hombre de bien.

Te pedimos Señor por cada uno de ellos que quieren ser cuidadosos de las armas y de los equipos que se les confían, porque ellas son patrimonio de la Nación.

Te pedimos Señor la constancia de estos tus hijos, para que sean constantes centinelas, que velan por nuestra soberanía nacional, protegen la democracia con el cumplimiento de sus leyes y defienden los derechos de todas las personas.

Ellos son, Señor, presencia viva en toda la geografía del territorio patrio y en cualquier lugar del mundo en misión de paz, y el gozo de cada uno es la satisfacción del deber cumplido.

Que María, Madre de Luján, Patrona de la Argentina y de la Gendarmería, los cuide a estos, sus hijos y cuide a sus familias.  Y que experimenten siempre la gratitud y el afecto del pueblo argentino.

Te confiamos Señor a la Gendarmería Nacional, a sus Directivos, a toda la fuerza. Y te damos gracias porque:

Son Gendarmes, es decir son personas de bien.

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

2 comentarios

  1. Felicitaciones a todos los que la componen a tan destacada fuerza también a los que ya no están pero lucieron orgullosos su uniforme.DIOS LOS GUIE Y LOS PROTEJA SIEMPRE.AMEN

  2. Soy retirado y esto orgulloso de pertenecer a la Gendarmería Nacional

Responder a Juan Domingo Vela Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *