Triduo de Oración por la Ordenación Diaconal de Darío Joaquín Verón, día uno

Publicado el22 julio, 2020

Triduo de Oración por la Ordenación Diaconal de Darío Joaquín Verón, día uno, “Hágase en mí, según tu Palabra”– Lc. 1, 38.

 “Fiesta de Santa María Magdalena”: Remar mar adentro

Monición de entrada: Como comunidad nos reunimos para alabar a Dios, para bendecirle y darle gracias por todos los beneficios que diariamente nos concede. En este día nuestra gratitud pasa por la próxima ordenación diaconal de nuestro seminarista Darío.

Es un sentir común qué, nuestra Iglesia, necesita jóvenes dispuestos, que quieran seguir a Cristo, que quieran, como dice el lema de esta celebración, “introducirse en el mar y remar mar adentro”. Jóvenes generosos que quieran dejarlo todo y responder a la llamada de Jesús.

La vocación es un don de Dios. Nosotros no somos los autores de las posibles vocaciones. Es Dios quien llama. Nuestra tarea debe ser orar para que haya jóvenes que digan sí y dar testimonio alegre de ser “discípulos misioneros”. Y, también, la propuesta honesta y convencida de ayudar a que cada joven, se interrogue a cerca de lo que Dios quiere para él.

Para qué en nuestro obispado Castrense sigan surgiendo respuestas generosas, nos uniremos en la oración común por esta intención también…

Himno – Canto (“Pescador de hombres”)

Lectura evangélica: Leemos el Evangelio de San Lucas 5, 1-11- hacemos un momento de silencio.

Reflexión:

Más allá de las posibles explicaciones que se pueden dar ante la abundante pesca, que hacía hundir las barcas de Simón y sus compañeros; y que contradice la esterilidad de la noche anterior, queremos quedarnos con decir que: manifiestan la intervención milagrosa de Jesús, que impacta a los pescadores. ¿Quién no tiene en su biografía alguna página que obliga a pensar en la presencia indiscutible del Señor? Apoyados en esta experiencia, hemos de seguir fiándonos de Jesús, cuando nos invita a rema mar adentro, y esperar la redada. Otras actitudes que podemos descubrir en el texto y que nos ayude a rezar:

✓ La primera virtud que revela Simón, el pescador, es la obediencia. Podía haberle dicho a Jesús: «Tú entenderás mucho sobre el Reino de Dios, pero aquí el experto en pesca soy yo». Expone, sí, la reciente experiencia negativa, pero obedece: «Por tu palabra echaré la red». Al comienzo de la nueva etapa de Jesús resucitado, Pedro también obedecerá a la sugerencia: «Echad la red a la derecha y hallaréis». Fue en el mismo lago Genesaret y hubo pesca abundante.

✓ Simón junto a la obediencia al mandato de Jesús, muestra la humildad tras el prodigio del Señor: «¡Señor, apártate de mí que soy pecador!». En este mundo tecnificado corremos el peligro de atribuir las cosas extra que nos ocurren al eficacísimo infalible de las previsiones y los medios. Pero en el orden espiritual hemos de decir siempre: «Somos siervos inútiles: sólo hemos hecho lo que debíamos hacer». Y hemos de recordar la advertencia de Jesús: «Sin mí no pueden nada».

✓ Con la obediencia y la humildad, Pedro ya se está preparando para la llamada. Por eso, «Jesús dijo a Simón: – No temas, desde ahora serás pescador de hombres». El evangelio de Marcos añade un «Vengan conmigo», que completa el triple elemento de la vocación apostólica:

• es la iniciativa de Jesús,

• es para estar con Él,

• es para conquistar hombres.

El apostolado, debe recuperar el valor de ser propuesto con claridad. Las figuras del “anzuelo y las redes” sólo puede significar el atractivo personal de Jesús y su Evangelio. Esta propuesta reside en ese atractivo del Evangelio, no es una carga ni un peso sino una elección para lo que ya fuimos elegidos por el Padre Dios cuándo nos pensó y creó….

(Hacemos un momento de silencio)  

-Con esta intención e iluminados por la Palabra de Dios, rezamos al estilo del Rosario, un misterio contemplando: “Jesús llama a sus discípulos a dejarlo todo y seguirlo”. Rezamos Padrenuestro, 10 Ave Marías y 1 Gloria (al finalizar el Gloria rezamos: “Manda Padre muchos y santos obreros tu mies, conserva y santifica a los que están – estamos- “)

Preces: Llenos de alegría y gozo por sentirnos llamados a la gran misión de anunciar la Buena nueva a todos los hombres, dirijamos al Padre nuestra oración confiada. “Te rogamos, óyenos” ➢ Por la Iglesia de Dios, el Papa Francisco y nuestro obispo Santiago para que el Espíritu siga animando su misión, roguemos al Señor. Te rogamos, óyenos. ➢ Por los seminaristas y sacerdotes, para que encuentren siempre tiempo dedicado a la oración, roguemos al Señor. Te rogamos, óyenos.

➢ Por los cristianos del mundo, para que la oración sea seguridad en las horas de angustia y duda, roguemos al Señor Te rogamos, óyenos.

➢ Por nuestros jóvenes, para que busque en la oración la fuerza y el camino de la verdad, roguemos al Señor. Te rogamos, óyenos

➢ Por Darío, para que en la oración busque y fortalezca su espíritu de servicio a los demás, roguemos al Señor

Jesús, que con tu ejemplo nos enseñaste a unir nuestra vida a la voluntad del Padre, para salvación del mundo: haz que seamos, por nuestra oración, testigos de la fe y salvadores de nuestros hermanos. Tú, que vives y reinas, por los siglos de los siglos. Amén.

Padrenuestro: Elevemos al Padre, sustento de toda vocación, la oración que Jesucristo, nos enseñó: Padre nuestro…

Oración

Me pongo en tus manos, haz de mí lo que quieras;

sea lo que sea, te doy las gracias.

Estoy dispuesto a todo, lo acepto todo,

con tal que tu voluntad se cumpla en mí y

en todas sus criaturas, no deseo nada más, Padre.

Te confío mi alma, te la doy

con todo el amor de que soy capaz,

porque te amo y necesito darme,

ponerme en tus manos sin medida,

con una infinita confianza, porque tú eres mi Padre. Amén

(Charles de Foucauld)

Canto a María- silencio ante el Santísimo.

Desde las 19:30 horas, clicando, seguí la transmisión en vivo desde nuestra red social facebook.

Noticias relacionadas

Mons. Olivera | Hoy renuevo mi deseo de ser todo para mi pueblo

Mons. Olivera | Hoy renuevo mi deseo de ser todo para mi pueblo

Mons. Olivera | Hoy renuevo mi deseo de ser todo para mi pueblo, así lo manifestaba el Obispo Castrense de Argentina en su 36° Aniversario de ordenación Sacerdotal. El 18 de septiembre de 1984, Mons. Justo Oscar Laguna, en la Catedral Ntra. Sra. del Buen Viaje, en la...

0 comentarios

Deja un comentario

Suscribite a nuestro newsletter

¡Te suscribiste correctamente!

Pin It on Pinterest

¡Compartí esta noticia!

¡Enviásela a tus amig@s!