Vaticano | Vuelvan a hacer el anuncio y predicación del Evangelio, para que los hombres y mujeres de nuestro tiempo se encuentren con Jesús, así resumía Mons. Santiago Olivera, el mensaje en general brindado por Su Santidad Francisco en la reunión del viernes mantenida con los Obispos Argentinos en la Santa Sede. A horas de finalizar la Visita Ad Limina Apostolorum (A los umbrales de los Apóstoles) el Obispo Castrense de Argentina que integra el segundo grupo llegado al Vaticano hacía pública su experiencia vivida.

Los Obispos quienes visitaron y dialogaron con los colaboradores del Santo Padre en los distintos Dicasterios y Congregaciones, peregrinaron y celebraron la Eucaristía en las Basílicas de San Pablo Extramuros, San Pedro (Santa Sede), San Juan Letrán, y este sábado, finalizan en Santa María la Mayor, rezaron juntos y profundizaron su vinculo con el sucesor de Pedro. Al respecto nos decía Mons. Olivera, fueron días muy intensos, muy ricos, hemos podido ver durante toda esta visita la valoración que tienen sobre el Papa Francisco, el entusiasmo Pastoral que ha puesto a la Iglesia en estos últimos tiempos, reflejado en sus gestos, sus palabras, pero también en su trabajo, de sus obras”.

Efectivamente, en la mañana de este viernes 10 de mayo, los Obispos tuvieron la posibilidad de ser recibidos por Su Santidad Francisco, así lo describía el Obispo Castrense de Argentina, con el Santo Padre, mantuvimos un diálogo que nos sirvió mucho a todos como Obispos, él nos dijo, ‹‹nuestra primera misión como Obispo es rezar mucho por nuestro pueblo, el que se nos confía, rezar por uno mismo››. Continuando,  Mons. Olivera nos dijo, “Su Santidad nos pidió, volver a hacer el anuncio y predicación del Evangelio, para que los hombres y mujeres de nuestro tiempo se encuentren con Jesús. Especialmente el Papa nos habló en este encuentro, sobre, qué es lo que se espera de un Obispo, señalando que debemos ayudar a la vida Diocesana y fundamentalmente a los prójimos más próximos de los Obispos, que son los Sacerdotes”.

Respecto de este dato, el Obispo Castrense nos amplió señalando que el Santo Padre hizo especial referencia de esto, subrayando, “nos pidió estar cerca de los Sacerdotes, para que ellos, encuentren un Padre en el Obispo, generando así una mayor cercanía. Que los Obispos estén cerca de los Sacerdotes, y especialmente nos recordó, que los Obispos deben suscitar entre los Sacerdotes una comunidad fraterna, cercana, Presbiteral, no solo con su clero sino también, una cercanía con su pueblo, con su gente, con el pueblo de Dios que se les ha confiado”.

En la conversación con los Obispo, el Santo Padre hizo referencia a las Causas que se encuentran en estudio en la Congregación Para la Causas de los Santos, al respecto Mons. Olivera quien es Delegado Episcopal para la Causa de los Santos en nuestro país, nos hacía un especial anuncio. “El Santo Padre se refirió al Beato Fray Mamerto Esquiú, a la Beata Mama Antula y al Siervo de Dios Enrique  Shaw, destacando un especial mensaje basado en ellos, el cual se debe aplicar y así poder ayudar a nuestro pueblo argentino”.

Destacando Mons. Santiago Olivera declaraba, “Francisco manifestó la alegría que sería para nuestra Patria, para la democracia Argentina poder lograr estos avances en las causas, lo señalaba porque vivimos en un país federal, pero con una constitución unitaria, tenemos que ayudar a hacer cada vez la vida, de verdad más federal”. Encargando especialmente, “tenemos que descubrir a esta laica que es Mama Antula, debemos aprender de su trabajo en la fe, en la predicación Evangélica, la predicación los ejercicios espirituales. Mama Antula se convirtió en un instrumento para que se sigan predicando los ejercicios, no se detuvo a pesar de que habían sido expulsados los Jesuitas”. 

De nuestro Siervo de Dios Enrique Shaw, dijo, “es un modelo de laico, padre de familia y un ejemplar en empresario”, de esta última característica, agregó, “su ejemplo, se puede realmente plasmar en la economía social y también de mercado para por fin lograr un equilibrio que dote de una mejora igualitaria de todos”. Promediando, Mons. Olivera nos decía del encuentro con el Santo Padre, “pudimos compartir lo que significa un estilo Sinodal, lo que busca la Iglesia en un camino Sinodal, lo que nuestras Iglesias Diocesanas tienen que ir haciendo.

Fue un encuentro, que nos renovó, nos confirmó en la fe como debe ser el encuentro con Pedro, como bien decíamos y en el sentir de todos los Obispos, veníamos a ver a Pedro, al Papa Francisco, pues en él, vemos al sucesor de Pedro. Nosotros lo conocíamos a Bergoglio, verlo aquí obviamente, nos dio alegría del encuentro con él, pero veníamos a peregrinar y a la visita de encontrarnos con sus orden, el Apóstol Pedro”.

Finalizando, el Obispo Castrense definía el encuentro con el Papa, “nos confirmó la fe, lo vivido junto a él, fue un gozo muy grande, estas dos horas de cordialidad, de sinceridad, de muchas cosas que hemos podido hablar. El Santo Padre nos brindó mucho animo espiritual y pudimos fundamental ver y vivir el modo como él está viviendo su Papado, apreciando la alegría de lo que significa que uno de nuestra tierra, de Latinoamérica sea quien está conduciendo a la Iglesia en estos tiempos”.-

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *