Buenos Aires | Mons. Olivera visitó la Región 1 de GNA, donde además entronizó y bendijo la imagen de Santo Brochero

Publicado el8 septiembre, 2021

Abre el seminario diocesano castrense

Necesitamos tu ayuda para el sostenimiento de los seminaristas

Buenos Aires | Mons. Olivera visitó la Región 1 de GNA, donde además entronizó y bendijo la imagen de Santo Brochero, fue en la jornada del martes 7 de septiembre, cuando a primera hora de la mañana llegaba acompañado por el Capellán Mayor de GNA, Padre Jorge Massut a Campo de Mayo. Donde fueron recibidos por el Jefe de la Región 1 de Gendarmería Nacional Argentina (GNA), el Comandante Gral., Aníbal Astorga y su Segundo Jefe, el Comandante Mayor, Héctor Cepeda, quienes estaban acompañados por el Comadante Mayor, Gustavo Ramírez y el Capellán Castrense, Padre Marcelo Mora.

Tras el recibimiento, Mons. Santiago visitó el área de sanidad de la Región 1 de GNA, también recorrió la Agrupación Fuerzas Especiales Alacrán, donde fue recibido por su Jefe, el Comandante Mayor, Rubén Olima.  En aquel sector, respondiendo al pedido del Comandante Mayor, el Obispo Castrense de Argentina, bendijo la mayólica de Ntra. Sra. de Luján, Patrona de la GNA, quien preside la Plaza de Armas de la Agrupación Fuerzas Especiales Alacrán.

Continuando su visita Pastoral, Mons. Olivera también llegó hasta el Móvil 1 de GNA, donde fue recibido por el Jefe, Comandante Mayor, Juan Manuel Cueto. Tras los saludos, el Comandante Mayor, Cueto presentaba al Obispo a los Gendarmes recién incorporados al destacamento, con quienes compartió una breve conversación.

Seguidamente, Mons. Santiago se trasladó hasta la Capilla Jesús Misericordioso de la Región 1 de GNA, donde presidió la Santa Misa, concelebraron el Capellán Mayor de GNA, Padre Massut y el Capellán Castrense, Padre Mora. Al finalizar la celebración Eucarística, Mons. Olivera entronizó y bendijo la imagen del Santo José Gabriel del Rosario Brochero que fuera donada por el Comandante Gral., Aníbal Astorga.

En aquel momento, compartía Mons. Santiago, “es una alegría muy grande para mí volver a tener cerca la presencia del Cura Brochero, realmente es un momento que se reviste de una doble felicidad, porque también un 7 septiembre recuerdo los 13 años en el que asumía en la Diócesis de Cruz del Eje, Córdoba como Obispo de allí. Vivo este tiempo, como un signo una vez más de la cercanía y la presencia del Santo Cura en mi vida Episcopal”.

Además, les decía a nuestros hermanos de la Fuerza Federal de Seguridad, “como Brochero con su mula llegaba a sus fieles, a cada casa, nuestros Capellanes también van a buscar a sus fieles en donde se encuentren. Así como lo hacían nuestros Gendarmes históricos, que con sus mulas en su servicio a la Patria recorrían nuestras fronteras, visitando los hitos limítrofes, controlando y vigilando nuestra soberanía”. –

Noticias relacionadas

0 comentarios

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

¡Compartí esta noticia!

¡Enviásela a tus amig@s!