Buenos Aires | Pidamos a Dios que el Pesebre colocado en nuestro hogar, avive en nosotros la fe cristiana

Publicado el14 diciembre, 2019

Buenos Aires | Pidamos a Dios que el Pesebre colocado en nuestro hogar, avive en nosotros la fe cristiana, así lo pedía el Capellán Castrense, Padre Claudio Raby, fue el jueves último, 12 de diciembre, en la Residencia Geriátrica de la Fuerza Aérea Argentina (FAA). En la tarde ese día, niños de la Parroquia Ntra. Sra. de Loreto, del Barrio Uno, perteneciente a la Diócesis de Lomas de Zamora visitaban a nuestros mayores, con quienes compartieron la representación del Pesebre Viviente.

Gracias a la iniciativa de la Catequista de la Parroquia, Sra. Valeria Oblak, se lograba esta visita de los pequeños, quienes llegaron, acompañados por un grupo de padres y vecinos. Antes del desarrollo de la actividad, el Padre Raby, les explicaba a los niños y a todos los presentes, citando palabras de Pablo VI donde se aprecia el valor de estar cerca de nuestros hermanos.

Al respecto, les recodaba el mensaje de Papa Pablo VI cuando nos pedía, “tienen que ver en cada hombre un hermano, y en cada hermano, a Cristo, de manera que el amor a Dios y el amor al prójimo se unan en un mismo amor, vivo y operante, que es lo único que puede redimir las miserias del mundo, renovándolo en su raíz más honda: el corazón del hombre”. (Del Mensaje del Papa Pablo VI al pueblo mexicano-L ‘Osservatore Romano, 18 de octubre de 1970)”. Seguidamente, el Padre Claudio Raby, impartía su bendición a los participantes del Pesebre viviente.

En ese marco, el Padre Raby exhortó, “durante estos días contemplaremos asiduamente en nuestro hogar este pesebre y meditaremos el gran amor del Hijo de Dios, que ha querido habitar con nosotros. Pidamos, pues, a Dios que el pesebre colocado en nuestro hogar avive en nosotros la fe cristiana y nos ayude a celebrar más intensamente estas fiestas de Navidad”.

Continuando, rezó y bendijo a todos:

Oremos:

Señor Dios, Padre nuestro,

que tanto amaste al mundo

que nos entregaste a tu Hijo único

nacido de María la Virgen, dígnate bendecir + este pesebre viviente

y a la comunidad cristiana que está aquí presentes para que las imágenes   este Belén

ayuden a profundizar en la fe

a los adultos y a los niños.

Te lo pedimos por Jesús, tu Hijo amado que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

Luego de la bendición, los niños desplegaron toda su gran capacidad artística, dotando de una atmósfera de fe y adoración al Niño Dios, en la representación del Pesebre Viviente. Finalmente, los abuelos de la Residencia Geriátrica de la FAA, les brindaron a los pequeños una exquisita merienda.-

Noticias relacionadas

0 comentarios

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

¡Compartí esta noticia!

¡Enviásela a tus amig@s!