Córdoba | Este tiempo de escucha, nos renueva en la fe, en la esperanza y nos regala el compromiso de trabajar por una cultura que encarnen los valores Evangélicos

Publicado el25 julio, 2021

Abre el seminario diocesano castrense

Necesitamos tu ayuda para el sostenimiento de los seminaristas

Córdoba | Este tiempo de escucha, nos renueva en la fe, en la esperanza y nos regala el compromiso de trabajar por una cultura que encarnen los valores Evangélicos, así lo expresaba Mons. Santiago Olivera, Obispo Castrense de Argentina en su visita Pastoral al BMGD (Barrio Militar Gral. Deheza). Fue este último sábado 24 de julio, cuando el Obispo visitó la Parroquia, Sagrado Corazón de Jesús del BMGD, su arribo coincidía con la reunión que mantenía el Capellán Castrense, Padre Walberto Morales y un grupo de fieles del BMGD, quienes estaban preparando la primera etapa de Tiempo de Escucha de la Asamblea Eclesial, convocada por Su Santidad Francisco y organizada por el CELAM (Consejo Eclesial Latinoamericano)

Respecto a su visita y participación en esta reunión de preparación, la del Tiempo de Escucha, Mons. Santiago decía, “es un motivo de Gracia, la Providencia ha querido que esté presente, primero para alentarlos y agradecerles esta iniciativa de juntarse y pensar en clave pastoral, lo que la Providencia por medio el Papa Francisco nos pide. Este trabajo, nos prepara para actualizar, lo vivido por las Conferencias Episcopales y también fundamentalmente, la V Conferencia Episcopal de Aparecida en Brasil”.

Respecto de la V Conferencia Episcopal, Latinoamericana de Aparecida celebrada en el año 2007, el Obispo Castrense de Argentina, expresaba, “(…) todavía tiene mucho que decir y tiene mucho para encarnarse en nuestra Iglesia de América Latina. Así lo vemos reflejado a nivel también universal, con la Iglesia mundial por la presencia del Papa Francisco que tanto tuvo que ver con Aparecida”.

Retomando, y hablando específicamente sobre la Asamblea Eclesial, Mons. Santiago, decía, “está feliz iniciativa, de hacer un tiempo de escucha, de todo el pueblo de Dios, los que están más cerca y lo que están más lejos, es sin duda una Gracia particular. Nos renuevan en la fe, nos renuevan en la esperanza y nos regalan el compromiso de trabajar por un mundo, una sociedad y por una cultura que encarnen los valores Evangélicos”.

Contemplando la realidad actual a la luz de este, Tiempo de escucha, Mons. Olivera, manifestaba, “particularmente, como Obispo me preocupa y somos testigos de una cultura en el mundo juvenil, en el mundo de nuestras sociedades y podríamos decir nuestro propio país, tan lejos de los valores del Evangelio. Esto, nos desafía a pensar justamente, una fe que debe encarnarse, preguntándonos: ¿Cómo predicar? ¿Cómo anunciar y transmitir el Evangelio de Jesús para nuestros jóvenes y nuestra gente hoy, en una cultura tan golpeada y en una sociedad donde muchas de sus acciones, las vemos tan lejos de las enseñanzas del Señor y las enseñanzas de la iglesia?

Profundizando, el Obispo, reflexionaba en el final, “por eso, esta escucha, nos capacitará para vivir más y mejor, nuestra vocación de discípulos misioneros de Jesús, para servir más y mejor a nuestro pueblo, nuestra realidad de Iglesia particular y peculiar castrense, que habla de las realidades del mundo militar, sus familias, su gente. También es un don del Espíritu, que tenemos que agradecer que también nos pongamos en esta clave en esta sintonía para seguir transitando juntos en este estilo sinodal, el que justamente es, caminar juntos”.-

Noticias relacionadas

0 comentarios

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

¡Compartí esta noticia!

¡Enviásela a tus amig@s!