Córdoba | Los cristianos no tenemos que acobardarnos, debemos ser testigos del Evangelio, no tenemos que callar nuestra fe, no tenemos que silenciar nuestra fe

Publicado el9 diciembre, 2021

Abre el seminario diocesano castrense

Necesitamos tu ayuda para el sostenimiento de los seminaristas

Córdoba | Los cristianos no tenemos que acobardarnos, debemos ser testigos del Evangelio, no tenemos que callar nuestra fe, no tenemos que silenciar nuestra fe, así lo expresaba el Obispo Castrense de Argentina, Mons. Santiago Olivera al compartir la Homilía en la Santa Misa. Fue el pasado sábado 4 de diciembre, en la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús, en el BMGD (Barrio Militar Gral. Deheza), en la provincia de Córdoba, durante la celebración Eucarística, donde administro Sacramento de Confirmación a fieles del Ejército Argentino.

Presidió la Santa Misa, Mons. Santiago, Obispo Castrense de Argentina, concelebraron, el Vicerrector del Seminario Diocesano, Padre Diego Pereyra, el Capellán Castrense, Padre Walberto Morales. Participaron, fieles castrenses pertenecientes al Ejército Argentino, niños, jóvenes y adultos que recibieron el Sacramento de Confirmación, familiares e invitados.

En la Homilía, Mons. Olivera luego de saludar a los presentes, decía, “para mí, como Obispo, siempre es una felicidad grande, poder ir allí, donde los fieles del Obispado Castrense de Argentina se los confía. Donde día a día están acompañados en mi nombre por nuestros Capellanes de las Fuerzas Armadas y las Fuerzas Federales de Seguridad y en mi caso particular, tengo la gracia de visitarlos y acompañarlos, estando casi siempre en momentos en donde actualizamos y damos testimonio de nuestra fe cristiana”.

Continuando, agregó, “recientemente, le he preguntado al Padre Walberto, sí estaban preparados para recibir el Sacramento de la Confirmación, a lo que me respondió, ‵‵ciertamente, todos ellos están Bautizados, se han venido preparando con sincero empeño, creo, que son dignos′′. Entonces, nos preguntó: ¿Qué necesitamos para recibir el bautismo? Respondiendo, “aquel que cree, aquel que se adhiere, aquel que acepta la Buena Noticia se Bautiza, y el bautismo supone una nueva vida, una nueva existencia”.

En otro párrafo, Mons. Santiago nos señalaba, “el Bautismo nos hizo hijos, nos ha regalado este don de la paternidad de Dios, a veces nosotros los hijos nos partamos no tan bien, pero Él, siempre nos ama, nos perdona, nos espera, este es el Padre Dios que nos reveló Jesús y que nos enseña la Iglesia. Aquel que crea se Bautiza, creer implica también morir al hombre viejo, cambiar de vida, convertirse, viviendo de acuerdo a los mandatos de Dios, nacer y vivir esa vida nueva”.

Profundizando sobre esto último, el Obispo volvía a recordar, “por eso el Padre Walberto dijo, <<ciertamente todos están bautizados>>, que es lo mismo decir, ciertamente todos son creyentes, ciertamente todos quieren vivir las enseñanzas de Jesús, ciertamente son jóvenes y adultos que aman a Jesús. Escuchábamos en el Evangelio, <<si me amas -dice el Señor-, iremos y haremos moradas en Él>>, se cumple la promesa del Padre que en mi nombre envía el Espíritu Santo, el Paráclito, que significa aquel que nos defiende, nos consuela, que nos conforta, que nos fortalece, que nos anima, que nos hace rezar bien, con los dones del Espíritu Santo, que nos ayuda a ser cristianos maduros, cristianos en serio”.

Avanzando, Mons. Santiago, nos revelaba, “los cristianos no tenemos que acobardarnos, debemos ser testigos del Evangelio, no tenemos que callar nuestra fe, no tenemos que silenciar nuestra fe”. Añadiendo, además, “(…) la vida cristiana exige esfuerzos sin lugar a duda, porque nuestro Maestro por vivir la Verdad, por vivir la fe, por anunciarnos a su Padre Dios murió en la Cruz”.

Casi en el final, el Obispo Castrense de Argentina, compartió, “así como una sola vez nacimos y fuimos marcados con el sello de hijos, también ahora con la Confirmación, serán marcados, sellados, con esta marca imborrable, como Testigos de Dios. Nos llena de alegría que, en nuestras comunidades, año tras año se vayan Confirmando, vayan queriendo recibir el don del Espíritu para ser disponibles servidores de Jesús, servidores del Evangelio”.

Al finalizar la celebración, Mons. Santiago bendijo las restauraciones de la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús del BMGD y a quienes trabajaron en ella, quienes pintaron salones parroquiales, la casa parroquial y el templo. En aquel momento, el Obispo destacaba la importancia del trabajo realizado por el Jefe del BMGD y los efectivos de la Fuerza, diciendo, “la belleza del templo también nos anima a elevar la mirada hacia el cielo”.

Destacando, además, que, “la oración es recogimiento, por eso con mucha gratitud, recibimos esta disponibilidad del Ejército Argentino, de embellecer nuestros lugares sagrados, así como también la intervención del Padre Walberto”. También nos señalaba Mons. Santiago que esta actitud, “nos habla de las de la Iglesia que se renueva, de la comunidad que camina, un templo embellecido quiere ser expresión de una comunidad que se embellece con el Evangelio, con la Buena Noticia, con la vida en comunidad, con el deseo de caminar juntos en este tiempo Sínodo Diocesano”.

Noticias relacionadas

A la edad de 95 años falleció el Padre Ángel Vitale Mafezzini

A la edad de 95 años falleció el Padre Ángel Vitale Mafezzini

A la edad de 95 años falleció el Padre Ángel Vitale Mafezzini, Capellán de la Armada Argentina, Sacerdote incardinado de la Diócesis Castrense de Argentina. El Padre Ángel fue Veterano de Guerra de Malvinas, uno de los tantos Capellanes que acompañaron a nuestros...

0 comentarios

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

¡Compartí esta noticia!

¡Enviásela a tus amig@s!