Córdoba | Los invito a mirar a María, a ponernos bajo su protección, para que, en el cumplimiento de su misión como Comandos, siempre prevalezca el testimonio de la fe cristiana

Publicado el14 mayo, 2022

Abre el seminario diocesano castrense

Necesitamos tu ayuda para el sostenimiento de los seminaristas

Córdoba | Los invito a mirar a María, a ponernos bajo su protección, para que, en el cumplimiento de su misión como Comandos, siempre prevalezca el testimonio de la fe cristiana, así lo expresaba Mons. Santiago Olivera, Obispo Castrense de Argentina, al compartir la Homilía en la celebración Eucarística junto a los integrantes de la FOE (Fuerza de Operaciones Especiales) del Ejército Argentino. En la solemnidad de Ntra. Sra. de Fátima, Patrona de los Comandos de FOE, Mons. Santiago, llega a la provincia mediterránea al Cuartel de Punta de Sauce (RI Paracaidista 2), donde se reunió con efectivos del Ejército Argentino, Veteranos de Guerra Malvinas (VGM) y fieles castrenses.

Presidió la Santa Misa de Campaña, Mons. Olivera, concelebraron el Rector de la Catedral Castrense Stella Maris, Padre Diego Pereyra y el Capellán Castrense, Padre Walberto Morales, participaron VGM. En la Homilía, el Obispo decía sobre el Evangelio de hoy, “Jesús lejos de desprestigiar a María, enaltece su figura como Aquella que vivió siempre conforme a la voluntad de Dios, haciendo y viviendo su Palabra. Miremos a María, pongámonos bajo su protección.

Para que, en el ejercicio de su misión como Comandos, que implica también la entrega aún de su propia vida, siempre prevalezca el testimonio de la fe cristiana en el ejercicio de esa vocación”. Al concluir la Santa Misa, el Obispo descubrió y bendijo una placa recordatoria, la cual reseña el 40° Aniversario de la Guerra de Malvinas cumplido en el presente año.

Al término de la celebración, Mons. Santiago se trasladó dentro del Cuartel de Punta de Sauce hacia la Plaza de Armas, donde lo esperaba el Jefe del Estado Mayor General del Ejército, General de división, Guillermo Pereda, efectivos de la Fuerza, VGM e invitados. En ese sector, Mons. Olivera, efectuaba una invocación religiosa, pidiendo al Señor, “(…) por estos tus hijos Comandos, para que, con una firme fe en Ti, un ardiente amor a la Patria y una auténtica Pasión por la libertad, desempeñen la noble misión a la que los has llamado, de ser defensores de la Soberanía y de la Libertad de la Patria. Bendice sus familias, escucha sus peticiones y concédeles las gracias necesarias para que logren alcanzar la corona de gloria que Tú prometes a tus vencedores”.

En otro tramo, continuó el Obispo, “en este 40° aniversario de la Guerra de Malvinas concédeles a nuestros Comandos fallecidos el descanso eterno en tu Reino Celestial; y a nosotros danos el valor para que recojamos su herencia gloriosa, sin saber rendirnos. Que la divisa Dios y Patria o muerte cale hondo en nuestras mentes y corazones, sabiendo que, si morimos con Cristo, viviremos con Él, porque «morir por la Patria es vivir para siempre».

Concluyendo, le pidió a nuestra Madre, “que la poderosa intercesión de Ntra. Sra. de Fátima, Patrona de nuestro Comandos, nos alcance de Ti, Dios Padre Omnipotente, estas gracias que te imploramos en nombre de Jesucristo, tu Hijo y Señor nuestro, que vive y reina por los siglos de los siglos”. Al finalizar la invocación Mons. Santiago Olivera bendecía medallas y reconocimientos que fueron entregados a Veteranos presentes.-

Noticias relacionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest

¡Compartí esta noticia!

¡Enviásela a tus amig@s!