Entre Ríos | Sepan que rezamos por ustedes, por sus vidas que son vocación, que no solo es profesión, sino que es, disposición para proteger nuestra Patria y su pueblo

Publicado el15 julio, 2021

Abre el seminario diocesano castrense

Necesitamos tu ayuda para el sostenimiento de los seminaristas

Entre Ríos | Sepan que rezamos por ustedes, por sus vidas que son vocación, que no solo es profesión, sino que es, disposición para proteger nuestra Patria y su pueblo, así lo expresaba el Obispo Castrense en su mensaje compartido con los efectivos del Regimiento Tanques 6 Blandengues, del Ejército Argentino, con asiento en la ciudad de Concordia. En su visita Pastoral, Mons. Santiago Olivera, acompañado por el Capellán Mayor del Ejército Argentino, Padre Eduardo Castellanos, arribaban a Concordia procedente de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), en la noche del miércoles 14 de junio.

Allí eran esperados por los Capellanes Castrense del Ejército Argentino, Padre Mario Bonabotta, quien los esperaba y recibía en la ciudad entrerriana de Concordia. En la misma noche, el Obispo, recibía una cálida carta del Jefe del Regimiento Tanques 6 Blandengues, Teniente Coronel, Humberto Trinchieri, donde le brindaba la bienvenida y saludaba en nombre de todos los efectivos de la Fuerza.

Minutos más tarde, junto a un grupo reducido de integrantes del Regimiento, Mons. Santiago compartió la cena, donde además pudo dialogar con nuestros hermanos. En la mañana jueves, Mons. Olivera compartía el desayuno con los Capellanes Castrenses, Padre Mario Bonabotta Padre (Ejército Argentino), Luis Adis (Ejército Argentino) y el Padre Emanuel Bonetta (PNA), donde mantenía un encuentro dialogo personal con ellos.

Seguidamente, se trasladaba a la Plaza de Armas del Regimiento Tanques 6 Blandengues, donde los efectivos del Ejército Argentino, formaron y recibían la visita Pastoral del Obispo Castrense de Argentina. Destacando también la presencia de la Banda del Regimiento, quienes vestidos con sus trajes de época, celebraron con música la presencia de nuestro Padre y Pastor.

Tras el saludo de las autoridades del Regimiento Tanques 6 Blandengues, Mons. Olivera pudo compartir su mensaje y acompañamiento, sobre su visita Pastoral, en dialogo con la redacción, el Obispo destacaba, “fue una alegría haber podido visitarlos, conversar con los Capellanes, además, pude contarles a nuestros efectivos de la Ejército Argentino, sobre la realidad de la Diócesis, que es a lo largo y ancho del país y también en las misiones de paz que la Argentina tenga en el exterior. En nuestra misión, la asistencia espiritual, requiere presencia y Capellanes, ese día a día y la atención pastoral, esa presencia de la Diócesis Castrense y de su Obispo está por la presencia de los Capellanes”.

Continuando, Mons. Santiago decía, “(…) a mí me gusta cada tanto, poder aunque sea verlos un rato, conversar, compartir, porque esta acción, es de algún modo la concreción de ir al terreno. Es decir, ir al encuentro de mis fieles, que no son un territorio, sino cada persona, cada hombre o mujer de las Fuerzas Armadas o Fuerzas Federales de Seguridad”.

A lo que agregó el Obispo, “así que, en este ir al terreno, el llegar a Concordia, es para mí una gran alegría, lo mismo que el poder saludarlos, escuchar las palabras agradecidas del Mayor de la Fuerza, su presencia y signo de cercanía. Sepan fundamentalmente, que rezamos por todos ustedes, por sus vidas que son vocación, que no solo son profesión, sino que es, disposición para defender, cuidar, proteger nuestra Patria y su pueblo”.

Finalizada la visita al Regimiento Tanques 6 Blandengues, Mons. Olivera, acompañado por el Capellán Mayor del Ejército, Padre Castellanos y el Padre Bonabotta se trasladaban al Obispado de Concordia. Allí fueron recibidos por el Obispo, Mons. Luis Collazuol, donde Mons. Santiago pudo conversar y compartir parte de la realidad castrense en comunión fraterna.-

Noticias relacionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest

¡Compartí esta noticia!

¡Enviásela a tus amig@s!