Mons. Olivera | Celebrar la Independencia, debe encontrarnos más hermanos, para trabajar por una Patria inclusiva, donde todos podamos sentirnos en casa

Publicado el8 julio, 2021

Abre el seminario diocesano castrense

Necesitamos tu ayuda para el sostenimiento de los seminaristas

Mons. Olivera | Celebrar la Independencia, debe encontrarnos más hermanos, para trabajar por una Patria inclusiva, donde todos podamos sentirnos en casa, el título es un resumen del vídeo mensaje compartido por el Obispo Castrense de Argentina. El 9 de julio 1816, el Congreso reunido en San Miguel, provincia de Tucumán, declaraba la Independencia de las Provincias Unidas del Río de La Plata.

En sus palabras compartidas, Mons. Santiago Olivera, hace un repaso de la historia, agradeciendo el trabajo de aquellos hombres y mujeres de aquel tiempo, así como también la presencia de la Iglesia. Así lo señalaba, “estamos agradecidos por nuestro país y por las personas que lo forjaron y recordamos la presencia de la Iglesia en aquellos momentos fundacionales”.

Avanzando en su homenaje en el día Patrio, el Obispo subrayó, “no se puede mirar hacia delante sin tener en cuenta el camino recorrido y honrar lo bueno de la propia historia. Con gratitud celebramos 205 años de nuestra Independencia”. Concluyendo, recordaba, “celebrar un nuevo 9 de julio, debe encontrarnos más hermanos, encontrarnos más unidos y renovados muy del corazón, para trabajar por una patria inclusiva y para todos, donde todos podamos sentirnos en casa”.

A continuación, compartimos en completa la transcripción del vídeo mensaje de Mons. Santiago Olivera, Obispo Castrense de Argentina:

El 9 de julio de 1816, los representantes de las Provincias Unidas en Sudamérica, se reunieron en la ciudad de San Miguel de Tucumán y declararon la Independencia nacional. Estamos agradecidos por nuestro país y por las personas que lo forjaron y recordamos la presencia de la Iglesia en aquellos momentos fundacionales.

Esta gran parte del documento que la Iglesia Argentina habíamos propuesto a nuestra sociedad toda, que titulamos, “Hacia un Bicentenario en Justicia y Solidaridad”. y continuamos los obispos argentinos que desde los inicios de nuestra comunidad nacional aún antes de la emancipación los valores cristianos impregnaron la vida pública.

Esos los valores se unieron a la sabiduría de los pueblos originarios y se enriquecieron con las sucesivas inmigraciones. Así se formó la compleja cultura que nos caracteriza, es necesario respetar y honrar esos orígenes, no para quedarnos anclados en el pasado, sino para valorar el presente y construir el futuro.

No se puede mirar hacia delante sin tener en cuenta el camino recorrido y honrar lo bueno de la propia historia. Con gratitud celebramos 205 años de nuestra Independencia.

Decíamos los Obispos en aquel breve, pero muy rico documento en su número 10, que en nuestra cultura prevalecen valores fundamentales como la fe la amistad, el amor por la vida, la búsqueda del respeto a la dignidad del varón y la mujer, el espíritu de libertad, la solidaridad, el interés por los pertinentes reclamos ante la justicia, la educación de los hijos, el aprecio por la familia, el amor a la tierra, la sensibilidad hacia el medio ambiente, y ese ingenio popular que no baja los brazos para resolver solidariamente, las situaciones duras de la vida cotidiana.

Estos valores, tienen su origen en Dios y son fundamentos sólidos y verdaderos sobre los cuales podemos avanzar hacia un nuevo proyecto de nación y que haga posible un justo y solidario desarrollo de la Argentina. En este nuevo 9 de julio en el cual recordamos la Independencia, ese grito de libertad, que podemos renovar también está oración, <<que nos sentimos heridos y agobiados>>, pero también debemos sentirnos motivados, para trabajar juntos por el encuentro, por la fraternidad, por la justicia y por la paz.

Estamos viviendo tiempos difíciles, donde la pandemia nos asusta, nos preocupa, nos duele a todos, pero como decía, no nos quita la vitalidad de la fe, no nos paraliza el compromiso para proyectar juntos un futuro de país y, por lo tanto, como también dijimos en aquella oportunidad, un país con futuro.

Celebrar un nuevo 9 de julio, debe encontrarnos más hermanos, encontrarnos más unidos y renovados muy del corazón, para trabajar por una patria inclusiva y para todos, donde todos podamos sentirnos en casa. Feliz día de la Patria, feliz día de la Independencia.-

Noticias relacionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest

¡Compartí esta noticia!

¡Enviásela a tus amig@s!