Mons. Olivera | Miremos a María, Ella viene a redimirnos, a liberarnos de toda esclavitud

Publicado el28 septiembre, 2021

Abre el seminario diocesano castrense

Necesitamos tu ayuda para el sostenimiento de los seminaristas

Mons. Olivera | Miremos a María, Ella viene a redimirnos, a liberarnos de toda esclavitud, así lo expresaba el Obispo Castrense de Argentina, al referirse en una entrevista radial, donde se refirió entre otros aspectos, sobre su reciente Homilía compartida en Córdoba, en la Solemnidad de Ntra. Sra. de la Merced, Patrona del Ejército Argentino. La nota fue concedida al programa Almas con historias, conducido por Víctor Balseiro, emitida por Radio Grote, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA).

En el comienzo, Mons. Santiago Olivera a pedido del conductor, profundizaba sobre este aspecto, “María nos libera de las esclavitudes”, revelado en su Homilía compartida en la Santa Misa por el 75° Aniversario de la Iglesia Ntra. Sra. de Loreto, de la Fuerza Aérea Argentina (FAA), en Córdoba. Es importante recordar que la Iglesia, fundada el 25 de septiembre de 1946, había sido consagrada a Ntra. Sra. de la Merced, y en 1884, se reemplazó la imagen y denominación por la de Ntra. Sra. de LoretoPatrona de la FAA, siendo consagrado el Templo a norma del derecho litúrgico, por el entonces Vicario Castrense, Mons. José Miguel Medina.

Sobre su predicación, Mons. Santiago compartía, “en la historia la advocación de Ntra. Sra. de la Merced, vemos que representa la misericordia. El hecho, de pensar en María y que nos libere de toda esclavitud, se basa en sus orígenes, porque la advocación de la Virgen surge por San Pedro de Nolasco en siglo XIII.

Justamente para que los cristianos cautivos por los musulmanes no pierdan la fe, quizás por la fragilidad, la debilidad humana. Entonces, los propios Mercedarios, para defender y proteger a los hombres y mujeres cristianos, se ofrecían por ellos y María, la Virgen de la Merced los redimía”.  

Agregando, además sobre este último punto, “visto esto, yo pienso entonces en nuestro propio orden espiritual y nuestras esclavitudes, que miremos a María, que Ella viene a liberarnos, viene a redimirnos, a librarnos de toda esclavitud. Para las Fuerzas Armadas y Fuerzas Federales de Seguridad, para nosotros, es muy lindo, sentirlo así”.

Haciendo historia, sobre la presencia Mariana en el ámbito castrense, Mons. Olivera compartió, “recordemos, que en nuestra nación, el Gral. Belgrano proclamó a María, en la advocación de Ntra. Sra. de la Merced, Generala. Un lindo gesto humano a una sencilla y humilde Virgen, a una joven mujer de Nazaret, a quien quiere honrarla con el título de Generala.

Con esta actitud de proclamación, el Gral. Belgrano allá por 1818, y justamente pensar en María para el mundo militar, nombrarla Generala, se adelantó a los tiempos. Logrando que la mujer, que la Virgen gobierne, conduzca, teniendo bajo su gobierno a todos los hombres”.

Contextualizando la situación histórica, el Obispo Castrense de Argentina, afirmó, “poner a María, con este título, bajo esta advocación de Ntra. Sra. de la Merced, con lo que significa para un militar, es dejarse conducir, dejarse mirar por la Virgen y para los argentinos, tener a María como Generala es un lindo aliciente y también nos renueva en la esperanza. Quiera Dios que nosotros nos dejemos conducir por María, por esta Generala que nos conduce a su Hijo Jesús”.

Continuando con su entrevista, Mons. Santiago hablando sobre la presencia Mariana en las Fuerzas, nos marcaba un detalle muy relevante, las Fuerzas Armadas y las Fuerzas Federales de Seguridad desde sus orígenes tienen su impronta bien Mariana, sin ir más lejos, actualmente estamos transitando la Novena a Ntra. Sra. del Buen Viaje, Patrona de la PSA (Policía de Seguridad Aeroportuaria) y su fiesta será celebrada el próximo 5 de octubre. Recordando también que el Ejército tiene como Patrona justamente Ntra. Sra. de la Merced, la Armada Argentina y la PNA a Ntra. Sra. Stella Maris, la Fuerza Aérea Argentina a Ntra. Sra. de Loreto y la GNA a Ntra. Sra. de Luján”.

Profundizando, el Obispo añadía, “todas nuestras Fuerzas Armadas y las Fuerzas Federales de Seguridad tienen a María como Patrona y esto es porque en su raíz, está sin duda nuestra fe católica y nuestra fe Mariana. Para mí, esto es muy consolador, me da mucha alegría tener a la Madre en todas las Fuerzas como protegiendo a los hombres y mujeres por Ella”, recordemos, además, que el próximo 7 de octubre, se desarrollará la 18° Peregrinación de las Fuerzas Armadas y Fuerzas Federales de Seguridad a Luján.

En el dialogo radial, también se recordó, cuando el año pasado, en la primera etapa del comienzo de la pandemia por COVID-19, Mons. Santiago junto al Capellán Mayor del Ejército y al Rector de la Catedral Castrense, en un Helicóptero del Ejército Argentino sobrevolaron CABA y parte del conurbano bonaerense con la imagen de Ntra. Sra. de Luján junto a Ntra. Sra. de Loreto. Acercando a María a nuestros fieles castrenses afectados a los distintos operativos dispuestos por el estado nacional y llevando su bendición.

Seguidamente, el Obispo Castrense, hacía una especial reflexión, hablando sobre las distintos desafíos y adversidades vividas en aquel momento y en este tiempo presente, así lo compartía, “el tiempo de la pandemia, debemos comprender y entender cuál es nuestro lugar vida, todos estamos en las manos de Dios siempre y todo es Providencia. <<Esta tormenta furiosa que nos sorprendió y nos sacudió a todos, nos encontró a todos reunidos en una misma barca>>, tal como lo dijo el Santo Padre, esto nos debe hacer madurar, nos debe hacer crecer.

No somos dioses, no somos eternos, mirémonos como hermanos, no mintamos, proclamemos nunca más a la corrupción, nunca más al clientelismo. Debemos tomar en serio la vida, porque en cualquier momento podemos partir y allí debemos rendir cuentas, entonces debemos tener la valija lista, las cosas resueltas”.

Ahondando en su mensaje, subrayó entonces, “todos son llamados de atención, la pandemia, y las distintas inclemencias naturales, Dios nos está hablando, por ende, no debemos ser sordos, no debemos seguir la vida como sí nada, alertémonos, cambiemos las miradas, sintamos de verdad que somos hermanos, construyamos una Patria más justa y fraterna. Salgamos de los egoísmos, de las miradas cortas, este sacudón lo debemos aprovechar, nosotros como país y todo el mundo, tal como nos alienta el Santo Padre, <<saquemos lo mejor nuestro>>”.

Por todo lo expresado, Mons. Santiago nos pedía, “debemos seguir trabajando para que maduremos y descubramos que no tenemos la vida comprada, debemos estar preparados para el encuentro con Dios. Y María nos libera de toda esclavitud, hay muchas esclavitudes muy a la vista en nuestra Patria que tenemos que liberarnos para siempre”.

En la segunda parte de su declaración, el Obispo Castrense, también recordó que el último sábado, 25 de septiembre se conmemoró un nuevo aniversario del nacimiento de Mons. Justo Oscar Laguna. Sobre él, contaba, “tuve la gracia de ser ordenado, Diácono, Presbítero y Obispo por él, tuve la gracia de compartir el Ministerio y la casa Episcopal con él 20 años, un recuerdo excelente siempre, es un maestro, un Padre, un amigo. Tuve la alegría de conocerlo, y valorarlo, por eso más allá del afecto personal, Mons. Laguna era un hombre para nuestro país muy importante”.

Respecto del vínculo de la prensa de aquel momento y Mons. Laguna, Mons. Olivera, contaba, “se lo consultaba siempre sobre todos los temas, era un hombre de los medios, que supo estar siempre presente en ellos, es verdad que eran otros tiempos, a diferencia de hoy, si bien hay honrosas excepciones, actualmente se le da poca cabida a un Obispo, a un Sacerdote en los medios de comunicación. La cultura de hoy, el tiempo de hoy, pareciera que la voz de la Iglesia no interesa tanto, la voz de un Pastor, me parece que no tiene tanta presencia y Mons. Laguna la tenía en su época.

Era un hombre con una gran pasión por los medios, era siempre consultado y respondía con gran valentía, con verdad, con luces y sombres como todos tenemos, recordando también aquel libro escrito por él, que justamente se llamaba así, <Luces y Sombras>. Por lo tanto, recordarlo el 25 de septiembre en su nacimiento (1929) y el próximo 3 de noviembre, cuando se cumplirán 10 años de su muerte es mucha gratitud. Creo que ha sido un Obispo que le ha hecho muy bien a la Iglesia y a nuestra Patria, por lo tanto, resulta importante recordarlo, agradecer y elevar una oración por el don de su vida y su aporte a nuestro país”.   

Por último, Mons. Santiago, dijo cerrando su entrevista, “Mons. Laguna era un comprometido hombre, de una gran cultura, tenía un don para poder dialogar con todos, recordando especialmente, que él, no se podía callar cuando debía alertar. Tengo la gracia de haber podido escribir el Libro, <Navega mar adentro>, cuando Mons. Laguna cumplió 25 años de su ordenación Sacerdotal, referenciando al Concilio Vaticano II, compilé sus entrevistas, sus frases y meditaciones, para ver la coincidencia de la actitud del Obispo comprometido con su tiempo y una predicación valiente y clara que se necesitaba y hace falta ahora también”.-

Noticias relacionadas

Tercer día de Novena a San Juan de Capistrano

Tercer día de Novena a San Juan de Capistrano

Novena a San Juan de Capistrano + En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén Invocación al Espíritu Santo: Ven Espíritu Santo y danos a gustar este tiempo de oración, danos silencio y serenidad para saber que este tiempo es para rezar, solo rezar....

Segundo día de Novena a San Juan de Capistrano

Segundo día de Novena a San Juan de Capistrano

Novena a San Juan de Capistrano + En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén Invocación al Espíritu Santo: Ven Espíritu Santo y danos a gustar este tiempo de oración, danos silencio y serenidad parasaber que este tiempo es para rezar, solo rezar....

0 comentarios

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

¡Compartí esta noticia!

¡Enviásela a tus amig@s!