Mons. Olivera | Quiera Dios que al celebrar un año más de la Armada Argentina, nos renueve en un trabajo sincero por la fraternidad

Publicado el17 mayo, 2021

Abre el seminario diocesano castrense

Necesitamos tu ayuda para el sostenimiento de los seminaristas

Mons. Olivera | Quiera Dios que al celebrar un año más de la Armada Argentina, nos renueve en un trabajo sincero por la fraternidad, así lo manifestaba el Obispo Castrense de Argentina al transmitir un vídeo mensaje en el día de la Armada Argentina. Hoy 17 de mayo, recordamos el 207° aniversario de la Fuerza, fecha que conmemora la victoria nacional del Combate Naval de Montevideo de 1814, hecho que brindó el triunfo frente a las tropas del Reino de España.

Este hito, permitió marcar el final del dominio de las tropas realistas en el Río de la Plata, en tal sentido y en homenaje al acto protagonizado por la Fuerza Armada, en 1960, a través del decreto 5.304, firmado por el entonces presidente de la Nación, Dr. Arturo Frondizi se instituyó el 17 de mayo como el día de la Armada Argentina. Ante un nuevo aniversario de la Fuerza, el Obispo Castrense de Argentina, Mons. Santiago Olivera, compartía un vídeo mensaje a todos sus integrantes a través de las redes sociales de la Diócesis.

A continuación, transcribimos vídeo mensaje de Mons. Santiago Olivera, Obispo Castrense de Argentina:

“Hoy celebramos el día de la Armada Argentina, más de doscientos años que velan por la defensa nacional. Suscita en mi interior una gran gratitud a aquellos hombres y aquellas mujeres que se formaron, respondieron a esta profesión, transformándola verdaderamente en vocación, en llamada y entrega sin límites para la defensa de nuestros mares de nuestra Patria.

Gratitud también que se expresa aquellos hombres y mujeres de hoy, qué siguen formándose, exigiéndose, trabajando para cumplir con profesionalidad está vocación y este servicio que la Patria les confía. Valiente muchachada de la armada (…), cantamos, integramos hombres y mujeres que a diario entregan su vida silenciosa, callada, recordamos a aquellos que en acto de servicio, han entregado su vida y hoy custodian nuestros mares permanentemente, sus vidas son un recuerdo de lo que significa ser un soldado.

No hay límites, ni miras egoístas, se entrega todo por la Patria y la Patria somos nosotros, nuestra historia, bienes, raíces, son los rostros concretos. Quiera Dios que al celebrar un año más de la Armada Argentina, nos renueve en un trabajo sincero por la fraternidad. Estamos en deuda con esto de sabernos hermanos, mirarnos como hermanos, tratarnos como hermanos sin divisiones, sin grietas, hijos e hijas de una misma Nación, de una misma tierra, de una misma historia.

No puedo dejar de recordar en este día, al Venerable Siervo de Dios, Enrique Shaw, un nombre de la gran familia Naval Argentina, que en siete años forjó su espíritu, seguramente lo aprendió en la Armada Argentina. Allí, la Escuela Naval ha servido para foguear en su vida interior y para exigirse como buen soldado de Cristo, para vivir en su familia, en su trabajo, en la empresa una mirada fraterna, una mirada social, una empresa, una economía que piensa en todos sus obreros y no solo en aquellos que la dirigen.

Le pedimos al Señor por la pronta Canonización de nuestro querido enrique, ponemos bajo su mirada la vida de cada hombre y mujer de la Armada Argentina. Le pedimos a María entonces, que Ella como Madre Stella Maris, los custodie, los proteja y lo sostenga en tiempos de bonanza y en tiempos de tormenta».

Noticias relacionadas

Novena en honor a Santo Tomás Moro, septímo día

Novena en honor a Santo Tomás Moro, septímo día

Novena en honor a Santo Tomás Moro Patrono de los Abogados y del Personal de Justicia de las Fuerzas Armadas y las Fuerzas Federales de Seguridad Día Séptimo                                      Santo Tomás Moro y la Palabra de Dios + En el Nombre del Padre y del Hijo...

0 comentarios

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

¡Compartí esta noticia!

¡Enviásela a tus amig@s!