Mons. Olivera | Quiera Dios y esta es nuestra misión espiritual, que ninguno nos rindamos frente a las exigencias del Evangelio

Mons. Olivera | Quiera Dios y esta es nuestra misión espiritual, que ninguno nos rindamos frente a las exigencias del Evangelio, las palabras del Obispo Castrense de Argentina fueron compartidas en su visita pastoral a los efectivos del RIM 29 Formosa, Ejército Argentino en la provincia del noreste. Mons. Santiago Olivera quien estuvo antes en provincia de Mendoza, se trasladó desde la región cuyana hasta Formosa donde permaneció entre los días 2 y 3 de octubre.

En su visita a los efectivos de la Fuerza, Mons. Santiago celebró Santa Misa en la Capilla Inmaculada Concepción del Barrio Militar del Regimiento de Infantería Monte 29 (RIM 29), Formosa, donde bautizó a un adulto, y celebró sacramento de confirmación de 25 Soldados y 25 jóvenes. En contacto con la redacción, el Obispo señalaba de su presencia en la provincia, “para mí, es una alegría poder llegar, como me gusta pensar y explicar, el ir al despliegue, al terreno y al encuentro de nuestros fieles castrenses”.

Continuando, Mons. Olivera decía, “en mi visita, he podido compartir con los Capellanes y Epifanio Barrios y Rafael Mélida, con quienes pude dialogar y escuchar, también pude visitar el regimiento, saludar a los Jefes y a los Soldados. Fue muy significativa esta visita pastoral, pese a que exige un gran esfuerzo el viajar, resulta muy gozoso llegar y aunque a veces, no sea el tiempo deseado, es una posibilidad de encuentro que acorta distancias”.

En su agenda programada a la provincia, Mons. Santiago pudo visitar al Obispo de Formosa, Mons. Vicente Conejero Gallego, al respecto, destacaba, “siempre es una alegría grande el encontrarse, conversar, esto consolida la fraternidad y el ministerio que compartimos”.  También el Obispo Castrense, se reunió con el Vicegobernador, Dr. Eber Wilson Solis y demás autoridades políticas y compartió una cena con los Jefes y Subjefes de las Fuerzas Armadas y Fuerzas Federales de Seguridad presentes en Formosa.

Finalmente, Mons. Olivera recordó que, en su despedida a nuestros hermanos del Ejército Argentino, recordaba, “en el RIM 29 de Formosa, cuentan entre sus filas, la historia del atentado del 5 de octubre de 1975, donde el emblemático Solado Hermindo Luna, quien perdiera la vida defendiendo a su regimiento, pero también de alguna manera, a la Patria, ofrendando su vida diciendo, <aquí no se rinde nadie>. Entonces, a ejemplo del Soldado Luna, invité a los Oficiales y Suboficiales Solados a seguir su ejemplo y en el orden de la fe, quiera Dios y esta es nuestra misión espiritual a que ninguno nos rindamos frente a las exigencias del Evangelio”.-

Abre el seminario diocesano castrense

Necesitamos tu ayuda para el sostenimiento de los seminaristas

Noticias relacionadas

0 comentarios

Pin It on Pinterest

¡Compartí esta noticia!

¡Enviásela a tus amig@s!