Mons. Olivera | Señor ruega por nosotros ahora, y concédenos el don inestimable de la paz, la superación de los rencores y la reconciliación de todos los hermanos

Publicado el25 mayo, 2022

Abre el seminario diocesano castrense

Necesitamos tu ayuda para el sostenimiento de los seminaristas

Mons. Olivera | Señor ruega por nosotros ahora, y concédenos el don inestimable de la paz, la superación de los rencores y la reconciliación de todos los hermanos, así lo pedía el Obispo Castrense de Argentina, al compartir la invocación religiosa en la conmemoración por el 212° Aniversario de la Revolución de Mayo. Fue en el acto realizado en el Ministerio de Defensa de la Nación, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), presidido por el Sr. Ministro, Lic. Jorge Enrique Taiana.

En la invocación, Mons. Santiago Olivera expresaba, “Señor y Dios nuestro: que gobiernas tanto el cielo como la tierra, mira con bondad a tu pueblo y peregrina en la Argentina (…)”. Finalizando, pidió, “ruega por nosotros ahora, y concédenos el don inestimable de la paz, la superación de los rencores y la reconciliación de todos los hermanos (…)”.  

A continuación, compartimos en forma completa la Invocación Religiosa del 25 de Mayo, compartida por Mons. Santiago Olivera, Obispo Castrense de Argentina:

Señor y Dios nuestro: que gobiernas tanto el cielo como la tierra, mira con bondad a tu pueblo y peregrina en la Argentina y que convocas en la celebración del 25 de mayo a unirse con fuerza para poner nuestra Patria en tus manos y bajo la protección de la Santísima Virgen María, Madre del Señor y Madre nuestra.

Sabemos que la Patria que nos regalas Señor, es de todos y para todos. Nos une la tierra, la historia, la cultura, los aciertos y errores compartidos, es un don que hemos recibido, y la Nación una tarea que nos convoca y compromete nuestro esfuerzo cotidiano; ayúdanos entonces a asumir esta misión con espíritu fraterno y solidario.

Ruega por nosotros ahora, y concédenos el don inestimable de la paz, la superación de los rencores y la reconciliación de todos los hermanos para estar dispuestos siempre al servicio por el bien de la Patria.

Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén

Noticias relacionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest

¡Compartí esta noticia!

¡Enviásela a tus amig@s!