Novena a Ntra. Sra. Stella Maris, Patrona de nuestra Iglesia Catedral, día 6

“Malvinas, 40 aniversario”

“En el Año Jubilar Diocesano, renovamos la experiencia de una Iglesia -puertas abiertas- que nos espera y recibe”

Novena “Ntra. Sra. de Stella Maris”

Patrona de nuestra Iglesia Catedral

DÍA 6:

+En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

PRESENTACIÓN: Contemplamos a María, Madre que nos anima a vivir nuestra condición de bautizados:

Sin duda que el modelo de los bautizados es María. Ciertamente es muy hermosa la costumbre cristiana de poner en los brazos de María el nuevo bautizado al final del rito bautismal. Porque ella ha vivido maternalmente la historia de la salvación. Quiero decir que me parece muy acertado pensar que ella es el «ama de casa» de la fe.

Sí, porque como madre que era, conoció bien a Jesús; y fue ella quien le hizo conocer nuestra vida humana, mientras que él la amaba con la predilección de Hijo de Dios y de hijo suyo. Por ello María tuvo una intimidad con su Hijo que sólo los santos pueden intuir.

Los mariólogos dicen de ella que es la causa ejemplar de la fe. Es el modelo en el que nos tenemos que «reflejar» los creyentes, María, que supo reunir a los discípulos, con la experiencia que tenía, nos puede ahora enseñar a ser hijos de Dios y a comportarnos como tales a pesar de nuestros límites que ciertamente siguen suscitando la misericordia de Jesús.

Sí, es verdad que Juan la acogió en su casa, pero en realidad, como dije anteriormente, el «ama de casa de la fe» fue María, que con su autoridad maternal hizo de la primera comunidad esa «Iglesia doméstica» de la que tanto habla Juan Pablo II. Parece como si la Iglesia actual añorara esas raíces y quisiera recuperarlas.

La Iglesia en manos de María está segura. Todos los bautizados somos «pequeños» ante ella y, ciertamente, a pesar de nuestros límites, le recordamos a su Jesús. Será ella quien forme otra vez el Jesús que hay en cada bautizado…

Que ella, Madre, sea ella quien le diga a su Hijo que creemos en él, que le queremos, y que le damos gracias por el don inmenso del Bautismo. (Leandro Fanlo, cmf)

INVITACIÓN: Abrir las puertas a Jesús para aprender de Él:

Vamos a recordar la siguiente oración que se dice mientras se unge con el Santo Crisma, en la celebración del Bautismo: – Dios todopoderoso, Padre de Nuestro Señor Jesucristo, que os liberó del pecado y os hizo renacer por medio del agua y del Espíritu Santo, os unge ahora con el crisma de la Salvación, para que, incorporados a su pueblo y permaneciendo unidos a Cristo, Sacerdote, Profeta y Rey, viváis eternamente. Amén. Pidamos para cada uno la gracia de vivir según el estilo de Jesús, siendo hijos de Dios y dando testimonio de su amor. Ser en el mundo y para los demás “suave aroma de Jesús” (2Cor. 2, 15) Rezamos juntos: Concédenos, Señor, vivir como bautizados.

PROPUESTA: nos dejamos ayudar por una de las “presencias” significativas de nuestra Catedral, la pila bautismal.

Rezamos, animados por su presencia, esta bella oración

“Querido Dios, que un día presentaste en el río

Jordán a tu Hijo para ser bautizado, te damos

gracias porque un día también a nosotros nos

acercaste a la pila del Bautismo para recibir el agua

de la Vida. Aquel día, nos hiciste hijos tuyos y

herederos de tu Reino. Aquel día, nos acogiste como

miembros de la Iglesia: Ella es también nuestra

casa y nuestra escuela de vida. Aquel día, nos diste

una familia grande: la de todos los hermanos

cristianos. Aquel día, nos enseñaste a pronunciar

con más sentido palabras como: padre, hermano,

vida, luz, gracia, amor, perdón. Aquel día, borraste

nuestros pecados y nos invitaste a ser buenos

siempre. Aquel día, Tú también

ganaste un nuevo hijo; y a mí me

diste permiso para llamarte: ¡Padre! Qué bonito es

pronunciar este nombre: ¡Padre! Aquel día nos

regalaste el mejor de los regalos: la gracia de

Jesucristo, tu Hijo amado y mi hermano mayor.

Aquel día me encomendaste a la luz de tu Espíritu,

para que alumbre mi vida y no camine en tinieblas.

Gracias, Padre, gracias Jesucristo, gracias Espíritu

Santo, porque un día fui bautizado en vuestro

nombre”. Amén.

MISIÓN: Tener presente el día mi bautismo y preocuparme por saber el día del bautismo de los que están cerca, para saludarlos y rezar, especialmente, por ellos.

ORACIÓN DIOCESANA– (Para estos tres días, rezaremos la oración de la Diócesis)

Bajo tu amparo, Madre Virgen de Luján,

hemos puesto el cuidado de nuestra querida diócesis

que peregrina en todo nuestro país y más allá de sus fronteras.

Te damos gracias porque tú eres Madre,

que dispensas tus muchas bondades y mercedes

a nuestro querido Ejército, nacido junto a nuestra Patria.

Eres Madre, esa estrella de los mares

que guía a la valiente muchachada de la Armada

y animas el denuedo y la fe de los Prefectos navales.

Eres Madre, y te elevas y acompañas,

lauretana, a nuestros aviadores soldados,

para asegurarles rutas de paz y amor.

Eres Madre, Virgen de Luján, y te preocupas de cuidar,

para que cada gendarme sea una persona de bien.

Eres Madre, la que vela por un buen viaje y custodia

a los que cuidan la seguridad de nuestros aeropuertos

y de nuestro pueblo. Porque eres Madre, Madre de todos,

testamento más preciado que nos dejó tu Hijo Jesús en la cruz.

Madre y Virgen de Luján, te pedimos también:

por nuestro Obispo Santiago,

por los sacerdotes capellanes y los diáconos,

por las consagradas y religiosas,

por los seminaristas,

por las familias que acompañan la misión

y esperan el regreso de los que están en tierra, aire y mar,

por los enfermos y por los privados de su libertad,

por los que han servido a nuestra Patria

y ya gozan de un merecido descanso.

Y, a los que ya han transitado su peregrinar,

recíbelos en el mejor Puerto para arribar: tu casa del

Cielo, donde un día también nosotros esperamos llegar.

Por tu Hijo Jesús, Nuestro Señor. Amén

(Anoto en un cuaderno personal lo que ha resonado en mi corazón de la oración de hoy)

+En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

“La Virgen María nos anima a vivir y compartir con gozo ser Familia Diocesana”

Abre el seminario diocesano castrense

Necesitamos tu ayuda para el sostenimiento de los seminaristas

Noticias relacionadas

Mons. Olivera | Debemos trabajar para preservar la paz

Mons. Olivera | Debemos trabajar para preservar la paz

Mons. Olivera | Debemos trabajar para preservar la paz, la reflexión fue compartida por el Obispo Castrense de Argentina al ser entrevistado por Tito Garabal para el ciclo, Claves para un Mundo Mejor, emitido en la mañana del sábado 24 de septiembre por Canal 9. El...

CEA | Madre, míranos con ternura, queremos unirnos como pueblo

CEA | Madre, míranos con ternura, queremos unirnos como pueblo

CEA | Madre, míranos con ternura, queremos unirnos como pueblo, este es el lema elegido para la próxima peregrinación a Luján, así lo informaba la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) mediante una carta publicada en la jornada del 26 de septiembre. El mensaje...

0 comentarios

Pin It on Pinterest

¡Compartí esta noticia!

¡Enviásela a tus amig@s!