Novena Diocesana a Ntra. Sra. de Luján, octavo día

Publicado el7 mayo, 2022

Abre el seminario diocesano castrense

Necesitamos tu ayuda para el sostenimiento de los seminaristas

Novena a la Virgen de Luján, Patrona de Nuestra Diócesis

PRESENTACIÓN

Estamos transitando, el Año que conmemora el 40 aniversario de la Guerra de Malvinas y los 65 años del origen de lo que sería – tiempo después-, nuestra Diócesis. Acontecimientos que tendremos muy presentes en nuestra NOVENA DIOCESANA, bajo la maternal mirada, cuidado y protección de la Virgen de Luján.

Sabemos que el TEIMPO DE NOVENA, es un tiempo especial, que redunda en GRACIAS especiales para la Comunidad que la celebra, en nuestro caso, toda nuestra FAMILIA DIOCESANA. Ayudados por los Medios de Comunicación, podremos sumarnos muchos. 

Quienes se sumen, dependerá- en gran medida- de nuestro celo evangélico para invitar e incentivar la participación. Una de las riquezas de nuestra diócesis personal, es la extensa presencia en todo nuestro país y más allá de sus fronteras. Es una bellísima expresión de Comunión, sabernos celebrar juntos desde los diversos lugares en los cuales nos encontramos.

Hemos querido proponer, un signo para cada día. Cada signo irá armando el “Rincón de la Virgen”, que ornamentará un espacio que nos ayude a “visualizar” la petición y reflexión de cada día. El año pasado, vivimos la Novena con mucho gozo, ayudados por la buena disponibilidad de cada región, asumido por los capellanes y laicos.

Con renovada gratitud, nos disponemos a celebrar nuevamente, nuestra fe en la honra y veneración de la Madre de Jesús, Madre nuestra y Patrona de nuestra Diócesis: la muy querida Virgencita de Luján.

OCTAVO DÍA: “MARÍA MADRE DE LOS JÓVENES”

PETICIÓN: POR LOS JÓVENES
+En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

Oración preparatoria:
¡Oh María! Tú te quedaste en estas tierras desde 1630 y estuviste acompañando
momentos importantes de nuestra historia. Te pedimos que cuides y protejas a los jóvenes de nuestra
patria, de nuestra Familia Diocesana; y pide a tu Hijo Jesús- para cada uno de ellos- la gracia que más estén
precisando. Te lo pedimos con la filial confianza de saber que nos escuchas. Amén

SIGNO Imágenes de San José Sanchez del Río y Bto. Carlo Acutis


Monición:
Compartimos las palabras de nuestro obispo, Mons. Santiago, sobre san José Sánchez del Río, al
nombrarlo patrono de nuestros jóvenes:
“… habiendo visto la necesidad de que nuestros jóvenes castrenses puedan tener
modelos y ejemplos de vida juvenil en la vivencia heroica de las virtudes humanas y cristianas, es
una gracia proponer a este joven cristero ya que puede ser dado a conocer en nuestros ambientes
juveniles por lo que significa una vida entregada”.
“Es un buen referente y modelo para nuestros tiempos, en una cultura donde a veces
se niega a Dios, se lo oculta o se vive como si no existiese. Necesitamos testigos valientes del
Evangelio. Que éste testimonio del joven mártir nos renueve a todos, nos sostenga y anime para
que con audacia podamos ser cristianos en serio”

y del Beato Carlo Acutis, nos compartía y proponía:

“… a la luz de estos acontecimientos y de la gran cercanía espiritual que numerosos fieles están
experimentando hacia el flamante Beato, tanto en nuestro país como a nivel mundial, y no obstante el culto
local litúrgico, he considerado oportuno que el camino de discernimiento de los muchachos que lo inician
con vista a ingresar al seminario, sea puesto bajo el cuidado y el amparo de Carlo Acutis. Para nuestro
tiempo, él representa un modelo de todo joven que desea “estar unido a Jesús, como proyecto de vida” y lo
invita también a descubrir si Dios lo llama a ser pastor según el corazón del Buen Pastor”.

Canto “Cristo joven”

Lectura del día SAN LUCAS 2, 41- 52


41 Sus padres iban todos los años a Jerusalén en la fiesta de la Pascua. 42 Cuando el niño cumplió doce años,
subieron como de costumbre, 43 y acabada la fiesta, María y José regresaron, pero Jesús permaneció en
Jerusalén sin que ellos se dieran cuenta. 44 Creyendo que estaba en la caravana, caminaron todo un día y
después comenzaron a buscarlo entre los parientes y conocidos. 45 Como no lo encontraron, volvieron a
Jerusalén en busca de él. 46 Al tercer día, lo hallaron en el Templo en medio de los doctores de la Ley,
escuchándolos y haciéndoles preguntas. 47 Y todos los que lo oían estaban asombrados de su inteligencia y
sus respuestas. 48 Al verlo, sus padres quedaron maravillados y su madre le dijo: «Hijo mío, ¿por qué nos
has hecho esto? Piensa que tu padre y yo te buscábamos angustiados». 49 Jesús les respondió: «¿Por qué me
buscaban? ¿No sabían que yo debo ocuparme de los asuntos de mi Padre?». 50 Ellos no entendieron lo que
les decía.
51 Él regresó con sus padres a Nazaret y vivía sujeto a ellos. Su madre conservaba estas cosas en su
corazón. 52 Jesús iba creciendo en sabiduría, en estatura y en gracia delante de Dios y de los hombres.
Palabra del Señor

(Momento de silencio)

Reflexión para intercalar en cada Misterio del Rosario –
Christus Vivit- Papa Francisco

  1. Vive Cristo, esperanza nuestra, y Él es la más hermosa juventud de este mundo. Todo lo que Él toca se
    vuelve joven, se hace nuevo, se llena de vida. ¡Él vive y te quiere vivo!
  1. Jóvenes amados por el Señor, ¡cuánto valen ustedes si han sido redimidos por la sangre preciosa de
    Cristo! Jóvenes queridos, ustedes «¡no tienen precio! ¡No son piezas de subasta! Por favor, no se dejen
    comprar, no se dejen seducir, no se dejen esclavizar por las colonizaciones ideológicas que nos meten ideas
    en la cabeza y al final nos volvemos esclavos, dependientes, fracasados en la vida. Ustedes no tienen
    precio: deben repetirlo siempre: no estoy en una subasta, no tengo precio. ¡Soy libre, soy libre!
    Enamórense de esta libertad, que es la que ofrece Jesús.

3. Hay que perseverar en el camino de los sueños. Para ello hay que estar atentos a una tentación que
suele jugarnos una mala pasada: la ansiedad. Puede ser una gran enemiga cuando nos lleva a bajar los
brazos porque descubrimos que los resultados no son instantáneos. Los sueños más bellos se conquistan
con esperanza, paciencia y empeño, renunciando a las prisas.

4. Con el amigo hablamos, compartimos las cosas más secretas. Con Jesús también conversamos. La
oración es un desafío y una aventura. ¡Y qué aventura! Permite que lo conozcamos cada vez mejor,
entremos en su espesura y crezcamos en una unión siempre más fuerte. La oración nos permite contarle
todo lo que nos pasa y quedarnos confiados en sus brazos, y al mismo tiempo nos regala instantes de
preciosa intimidad y afecto, donde Jesús derrama en nosotros su propia vida. Rezando «le abrimos la
jugada» a Él, le damos lugar «para que Él pueda actuar y pueda entrar y pueda vencer».

5. La amistad con Jesús es inquebrantable. Él nunca se va, aunque a veces parece que hace silencio. Cuando
lo necesitamos se deja encontrar por nosotros (cf. Jr 29,14) y está a nuestro lado por donde vayamos (cf.
Jos 1,9). Porque Él jamás rompe una alianza. A nosotros nos pide que no lo abandonemos: «Permanezcan
unidos a mí» (Jn 15,4). Pero si nos alejamos, «Él permanece fiel, porque no puede negarse a sí mismo» (2
Tm 2,13).

ORACIÓN DE LA DIÓCESIS

Bajo tu amparo, Madre Virgen de Luján,

hemos puesto el cuidado de nuestra

querida diócesis

que peregrina en todo nuestro país y

más allá de sus fronteras.

Te damos gracias porque tú

eres Madre,

que dispensas tus muchas bondades y

mercedes

a nuestro querido Ejército, nacido

junto a nuestra Patria.

Eres Madre, esa estrella de los mares

que guía a la valiente muchachada de

la Armada

y anima el denuedo y la fe de los

Prefectos navales.

Eres Madre, y te elevas y acompañas,

lauretana,

a nuestros aviadores soldados,

para asegurarles rutas de paz y amor.

Eres Madre, Virgen de Luján, y te

preocupas de cuidar,

para que cada gendarme sea una

persona de bien.

Eres Madre, la que vela por un buen

viaje y custodia

a los que cuidan la seguridad de

nuestros aeropuertos

y de nuestro pueblo.

Porque eres Madre, Madre de todos,

testamento más preciado que nos

dejó tu Hijo Jesús en la cruz.

Madre y Virgen de Luján, te pedimos

también:

por nuestro Obispo Santiago,

por los sacerdotes capellanes y los

diáconos,

por las consagradas y religiosas,

por los seminaristas,

por las familias que acompañan

la misión

y esperan el regreso de los que están

en tierra, aire y mar,

por los enfermos y por los privados

de su libertad,

por los que han servido a nuestra

Patria y ya gozan de un merecido descanso.

Y, a los que ya han transitado su

peregrinar,

recíbelos en el mejor Puerto para

arribar: tu casa del Cielo,

donde un día también nosotros

esperamos llegar.

Por tu Hijo Jesús, Nuestro Señor.

Amén

+En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

Novena a Ntra. Sra. de Luján, octavo día, Región Platense, Homilía del Capellán, Padre Darío Verón.-

BUENOS AIRES | Novena Diocesana a Ntra. Sra. de Luján, octavo día.-

Accediendo al Canal de YouTube de la Diócesis Castrense, del 30 de abril al 9 de mayo, desde las 18:30 horas, podrá participar de las celebraciones.
Acceso directo: Transmisión

Noticias relacionadas

Comunicaciones Diocesanas

Comunicaciones Diocesanas

Obispado Castrense de Argentina Buenos Aires, 18 de mayo de 2022 COMUNICACIONES DIOCESANAS Retiro del Clero Castrense 2022La fecha del próximo retiro del Clero será desde el 17 al 21 de octubre. 31° Encuentor General del Clero Castrense 2023La fecha prevista es desde...

0 comentarios

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

¡Compartí esta noticia!

¡Enviásela a tus amig@s!