Novena Diocesana a Ntra. Sra. de Luján, séptimo día

Publicado el6 mayo, 2022

Abre el seminario diocesano castrense

Necesitamos tu ayuda para el sostenimiento de los seminaristas

Novena a la Virgen de Luján, Patrona de Nuestra Diócesis

PRESENTACIÓN

Estamos transitando, el Año que conmemora el 40 aniversario de la Guerra de Malvinas y los 65 años del origen de lo que sería – tiempo después-, nuestra Diócesis. Acontecimientos que tendremos muy presentes en nuestra NOVENA DIOCESANA, bajo la maternal mirada, cuidado y protección de la Virgen de Luján.

Sabemos que el TEIMPO DE NOVENA, es un tiempo especial, que redunda en GRACIAS especiales para la Comunidad que la celebra, en nuestro caso, toda nuestra FAMILIA DIOCESANA. Ayudados por los Medios de Comunicación, podremos sumarnos muchos. 

Quienes se sumen, dependerá- en gran medida- de nuestro celo evangélico para invitar e incentivar la participación. Una de las riquezas de nuestra diócesis personal, es la extensa presencia en todo nuestro país y más allá de sus fronteras. Es una bellísima expresión de Comunión, sabernos celebrar juntos desde los diversos lugares en los cuales nos encontramos.

Hemos querido proponer, un signo para cada día. Cada signo irá armando el “Rincón de la Virgen”, que ornamentará un espacio que nos ayude a “visualizar” la petición y reflexión de cada día. El año pasado, vivimos la Novena con mucho gozo, ayudados por la buena disponibilidad de cada región, asumido por los capellanes y laicos.

Con renovada gratitud, nos disponemos a celebrar nuevamente, nuestra fe en la honra y veneración de la Madre de Jesús, Madre nuestra y Patrona de nuestra Diócesis: la muy querida Virgencita de Luján.

SÉPTIMO DÍA: “MARÍA MADRE DE LA ESPERANZA”

PETICIÓN: DIFUNTOS Y CAÍDOS DE NUESTRA PATRIA

+En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

Oración preparatoria:
¡Oh María! Tú te quedaste en estas tierras desde 1630 y estuviste acompañando
momentos importantes de nuestra historia. Te pedimos que cuides y protejas a los lloran la ausencia de los
difuntos y caídos de nuestra Patria, consuélalos y fortalécelos; y pide a tu Hijo Jesús- para cada uno de los
difuntos- la gracia de la Vida Eterna. Te lo pedimos con la filial confianza de saber que nos escuchas. Amén

SIGNO Semillas/ Vela encendida


Monición:
Queremos presentar los signos de hoy que nos invitan a la esperanza, semillas y luz, nos hablan de
dos realidades de la vida cotidiana. Ambas usadas por Jesús como ejemplos de la esperanza que nos quiere
suscitar.
El grano de trigo debe “morir en la tierra para dar frutos”, sabemos que la vida entregada es ese
“paso necesario” hacia la Vida sin fin, ganada porque Jesús – como ese grano de trigo- no tuvo a menos
entregar su vida por nosotros y nos participó de su Triunfo.
El Señor es la luz, luz de la Pascua, luz que nos infunde esperanza ante la oscuridad de la muerte. La
muerte jamás será la “última palabra” para nosotros ni para los que nos han presidido en el camino de
regreso al Cielo, la última palabra es la de Jesús “Yo soy la Vida”

Canto “Jesucristo, Señor de la Historia- u Oración de la Patria”

Lectura del día SAN JUAN 11, 17- 27


17 Cuando Jesús llegó, se encontró con que Lázaro estaba sepultado desde hacía cuatro
días. 18 Betania distaba de Jerusalén sólo unos tres kilómetros. 19 Muchos judíos habían ido a
consolar a Marta y a María, por la muerte de su hermano. 20 Al enterarse de que Jesús llegaba, Marta
salió a su encuentro, mientras María permanecía en la casa. 21 Marta dijo a Jesús: «Señor, si hubieras
estado aquí, mi hermano no habría muerto. 22 Pero yo sé que aun ahora, Dios te concederá todo lo que
le pidas». 23 Jesús le dijo: «Tu hermano resucitará». 24 Marta le respondió: «Sé que resucitará en la
resurrección del último día». 25 Jesús le dijo: 25 «Yo soy la Resurrección y la Vida. 25 El que cree en
mí, aunque muera, vivirá; 26 y todo el que vive y cree en mí, 26 no morirá jamás. 26 ¿Crees esto?».
27 Ella le respondió: «Sí, Señor, creo que tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que debía venir al
mundo». Palabra del Señor

(Momento de silencio)

Reflexión para intercalar en cada Misterio del Rosario
(Santos Pablo VI y Juan Pablo II)

1- El hecho de la resurrección concierne a su historia, que es el Evangelio, como concierne a la vida,
humana y divina, manifestada en la persona viva del Verbo Divino, Pero también nos concierne a
todos nosotros. En Jesucristo se cumple el plan de Dios, y en Él se revela abiertamente el misterio
de la redención de la humanidad, oculto por tantos siglos: nos salvamos en Cristo. Nuestro destino
depende de Cristo, en Él encuentra solución nuestras angustias, en Cristo el dolor cobra significado
sublime, Cristo es nuestra esperanza.

2- Debemos reflexionar detenidamente en el valor universal de la resurrección de Cristo, porque es
manantial que fertiliza el significado del drama humano, es la solución del problema del mal, el
origen de una nueva forma de vida a la que damos el nombre de Cristianismo.

3- Ese Jesús que nació en Belén de la Virgen María, anunciado por los profetas y Maestro en medio
del pueblo de Israel, a quien un puñado de fieles reconoció y amó entrañablemente, pero a quien
muchos rechazaron, execraron, condenaron y crucificaron, ese Jesús muerto y sepultado es el
mismo que resucitó verdaderamente en la mañana del tercer día, y vive de nuevo con vitalidad
real, nueva y sobrenatural, habiendo vencido para siempre al gran enemigo, la muerte. ¡Ha
resucitado!

4- «¡Vivid comprometidos, en la oración, en la atenta escucha y en el compartir gozoso estas
ocasiones de «formación permanente», manifestando vuestra fe ardiente y devota! ¡Como los
Reyes Magos, sed también vosotros peregrinos animados por el deseo de encontrar al Mesías y de
adorarle! ¡Anunciad con valentía que Cristo, muerto y resucitado, es vencedor del mal y de la
muerte!».

5- Pero Jesús les lleva gradualmente al reconocimiento y a la fe, tanto a María Magdalena (Jn 20,16),
como a los discípulos de Emaús (Lc 24, 26 ss.), y, análogamente, a otros discípulos (Cfr. Lc 24,
25)48). Signo de la pedagogía paciente de Cristo al revelarse al hombre, al atraerlo, al convertirlo, al
llevarlo al conocimiento de las riquezas de su corazón y a la salvación.

ORACIÓN DE LA DIÓCESIS

Bajo tu amparo, Madre Virgen de Luján,

hemos puesto el cuidado de nuestra

querida diócesis

que peregrina en todo nuestro país y

más allá de sus fronteras.

Te damos gracias porque tú

eres Madre,

que dispensas tus muchas bondades y

mercedes

a nuestro querido Ejército, nacido

junto a nuestra Patria.

Eres Madre, esa estrella de los mares

que guía a la valiente muchachada de

la Armada

y anima el denuedo y la fe de los

Prefectos navales.

Eres Madre, y te elevas y acompañas,

lauretana,

a nuestros aviadores soldados,

para asegurarles rutas de paz y amor.

Eres Madre, Virgen de Luján, y te

preocupas de cuidar,

para que cada gendarme sea una

persona de bien.

Eres Madre, la que vela por un buen

viaje y custodia

a los que cuidan la seguridad de

nuestros aeropuertos

y de nuestro pueblo.

Porque eres Madre, Madre de todos,

testamento más preciado que nos

dejó tu Hijo Jesús en la cruz.

Madre y Virgen de Luján, te pedimos

también:

por nuestro Obispo Santiago,

por los sacerdotes capellanes y los

diáconos,

por las consagradas y religiosas,

por los seminaristas,

por las familias que acompañan

la misión

y esperan el regreso de los que están

en tierra, aire y mar,

por los enfermos y por los privados

de su libertad,

por los que han servido a nuestra

Patria y ya gozan de un merecido descanso.

Y, a los que ya han transitado su

peregrinar,

recíbelos en el mejor Puerto para

arribar: tu casa del Cielo,

donde un día también nosotros

esperamos llegar.

Por tu Hijo Jesús, Nuestro Señor.

Amén

+En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

Novena a Ntra. Sra. de Luján, séptimo día, Región Pastoral Centro, Homilía del Capellán, Padre Pablo Vilca.-

CÓRDOBA | Novena Diocesana a Ntra. Sra. de Luján, séptimo día.-

Accediendo al Canal de YouTube de la Diócesis Castrense, del 30 de abril al 9 de mayo, desde las 18:30 horas, podrá participar de las celebraciones.
Acceso directo: Transmisión

Noticias relacionadas

Comunicaciones Diocesanas

Comunicaciones Diocesanas

Obispado Castrense de Argentina Buenos Aires, 18 de mayo de 2022 COMUNICACIONES DIOCESANAS Retiro del Clero Castrense 2022La fecha del próximo retiro del Clero será desde el 17 al 21 de octubre. 31° Encuentor General del Clero Castrense 2023La fecha prevista es desde...

0 comentarios

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

¡Compartí esta noticia!

¡Enviásela a tus amig@s!