Noveno día de Novena a Ntra. Sra. de Luján, Patrona de la Diócesis Castrense de Argentina

Publicado el7 mayo, 2021

Abre el seminario diocesano castrense

Necesitamos tu ayuda para el sostenimiento de los seminaristas

Viernes 7 de mayo, desde las 18 horas, emisión en directo de Región Pastoral Patagonia, desde la provincia de Río Negro Seguí la transmisión a través del Canal de YouTube de la Diócesis Castrense de Argentina, rezo del Santo Rosario 18:30 horas, celebración de Santa Misa a las 19 horas, Parroquia La Inmaculada Concepción, ciudad de San Carlos de Bariloche, Río Negro.

Novena a la Virgen de Luján:

“La Pandemia nos asusta, preocupa y duele, Virgencita de Luján Renuévanos en la Esperanza”

Patrona de Nuestra Diócesis Castrense

La evangelización en nuestro continente estuvo marcada por un gran amor a la Madre de Dios, que siempre dio señales de su compañía y cuidado. Así, una imagen sencilla de su Limpia y Pura Concepción quiso quedarse en el río Luján en 1630. Su presencia silenciosa a través de la historia nos acerca el amor misericordioso de Dios, que quiso hacerse hombre para darnos su Vida. Hemos podido experimentar en estas últimas jornadas el rezar juntos la Novena Diocesana en distintos puntos del país con la animación entusiasta de nuestros laicos, capellanes y religiosas. Han sido una enorme alegría l. Conmueve el ver familias de las distintas fuerzas compartir sus testimonios. Contar lo que significa para ellas María. Ver rostros del Ejército, de la Armada, de la Fuerza Aérea, de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, de la Prefectura Naval y de la Gendarmería, como pastor, ello llega al alma. Como diocesanos todos, nos regala mucha alegría y a la vez brota el agradecimiento por tantos testimonios de vida cristiana y tanta riqueza que tenemos en nuestra diócesis. Sin duda María está presente en todo ello. (Mensaje de Mons. Santiago Olivera- Novena a Nuestra Señora de Lujan Patrona del Obispado Castrense)

NOVENA

+ En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

Noveno día:

«La Santísima Virgen María y la Vida Consagrada»

Petición del día:

«Pedimos y agradecemos por la presencia de la Vida Consagrada en nuestra diócesis»

Oración preparatoria

¡Oh María! Tú estuviste acompañando a los discípulos en Pentecostés mientras recibían al Espíritu Santo. Te pedimos por quienes expresan con su vida, ser todo de Dios, en su Consagración de vida con los votos de Pobreza, castidad y obediencia, renueva en todos ellos el don del Espíritu, que los siga animando y arraigados en el Evangelio. Y que aprendamos, todos, a amar más a Jesús y acrecentar nuestra vocación de discípulos misioneros suyos. Amén

Evangelio según San Lucas 1, 26- 31

«Al sexto mes fue enviado por Dios el ángel Gabriel a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María. .Y entrando, le dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.» Ella se conturbó por estas palabras, y discurría qué significaría aquel saludo. El ángel le dijo: «No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios; vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús.» PALABRA DEL SEÑOR

Reflexión:

El ángel Gabriel, dirigiéndose a la Virgen de Nazaret, después del saludo «alégrate», la llama «llena de gracia». Esas palabras del texto griego: «alégrate» y «llena de gracia», tienen entre sí una profunda conexión: María es invitada a alegrarse sobre todo porque Dios la ama y la ha colmado de gracia con vistas a la maternidad divina. La fe de la Iglesia y la experiencia de los santos enseñan que la gracia es la fuente de alegría y que la verdadera alegría viene de Dios. En María, como en los cristianos, el don divino es causa de un profundo gozo. 2. «Llena de gracia»: esta palabra dirigida a María se presenta como una calificación propia de la mujer destinada a convertirse en la madre de Jesús. Lo recuerda oportunamente la constitución Lumen gentium, cuando afirma: «La Virgen de Nazaret es saludada por el ángel de la Anunciación, por encargo de Dios, como ‘llena de gracia’ » (n. 56). El hecho de que el mensajero celestial la llame así confiere al saludo angélico un valor más alto: es manifestación del misterioso plan salvífico de Dios con relación a María. Como escribí en la encíclica Redemptoris Mater: «La plenitud de gracia indica la dádiva sobrenatural, de la que se beneficia María porque ha sido elegida y destinada a ser Madre de Cristo» (n. 9). Llena de gracia es el nombre que María tiene a los ojos de Dios. En efecto, el ángel, según la narración del evangelista san Lucas, lo usa incluso antes de pronunciar el nombre de María, poniendo así de relieve el aspecto principal que el Señor ve en la personalidad de la Virgen de Nazaret. (Juan Pablo II- (8/5/ 1996)

En un breve silencio orante, le pedimos a nuestra Madre, la Virgen María, fortalezca nuestra vocación de discípulos misioneros.

ORACIÓN DIOCESANA A NUESTRA MADRE

Obispado Castrense de Argentina

Bajo tu amparo, Madre Virgen de Luján,

hemos puesto el cuidado de nuestra querida diócesis

que peregrina en todo nuestro país y más allá de sus fronteras.

Te damos gracias porque tú eres Madre

que dispensas tus muchas bondades y mercedes

a nuestro querido Ejército, nacido junto a nuestra Patria.

Eres Madre, esa estrella de los mares

que guía a la valiente muchachada de la Armada

y anima el denuedo y la Fe de los Prefectos navales.

Eres Madre, y te elevas y acompañas, lauretana,

a nuestros aviadores soldados,

para asegurarles rutas de paz y amor.

Eres Madre, Virgen de Luján, y te preocupas de cuidar,

para que cada gendarme sea una persona de bien.

Eres Madre, la que vela por un buen viaje

y custodia a los que cuidan la seguridad

de nuestros aeropuertos y de nuestro pueblo.

Porque eres Madre, Madre de todos,

testamento más preciado que nos dejó tu Hijo Jesús en la cruz,

Madre y Virgen de Luján, te pedimos también:

Por nuestro Obispo Santiago,

por los sacerdotes capellanes y los diáconos,

por las consagradas y religiosas,

por los seminaristas,

por las familias que acompañan la misión

y esperan el regreso de los que están en tierra, aire y mar,

por los enfermos y privados de su libertad,

por los que han servido a nuestra Patria

y ya gozan de un merecido descanso.

Y, a los que ya han transitado su peregrinar,

recíbelos en el mejor Puerto para arribar: tu casa del Cielo,

donde un día también nosotros esperamos llegar.

Por tu Hijo Jesús,  Nuestro Señor,

Amén.

+En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

Nota: luego de cada misterio del Rosario, hacer la siguiente jaculatoria “Manda Padre muchos y santos obreros a tu Mies. Conserva y santifica a los que están”.

Importante:

Podes seguir en vivo la transmisión de la Novena clicando en los canales:

YouTube de la Diócesis

Señal Digital de Radio Cadena Mediterránea

Noticias relacionadas

Novena en honor a Santo Tomás Moro, septímo día

Novena en honor a Santo Tomás Moro, septímo día

Novena en honor a Santo Tomás Moro Patrono de los Abogados y del Personal de Justicia de las Fuerzas Armadas y las Fuerzas Federales de Seguridad Día Séptimo                                      Santo Tomás Moro y la Palabra de Dios + En el Nombre del Padre y del Hijo...

0 comentarios

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

¡Compartí esta noticia!

¡Enviásela a tus amig@s!