Quinto día de Novena a Ntra. Sra. Stella Maris

NOVENA PATRONAL – 9 AL 17 DE AGOSTO-

“Madre, Estrella de los Mares: en la tempestad, se nuestra paz, en la calma sostiene nuestra gratitud”

ESQUEMA GENERAL DE LA NOVENA PARA CADA DÍA

+ EN EL NOMBRE DEL PADRE Y DEL HIJO Y DEL ESPÍRITU SANTO INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

– Ven, Espíritu Santo, llena nuestros corazones de tus fieles, y enciéndenos en ellos el fuego de tu amor.

 – Envía tu Espíritu Creador y renueva la faz de la tierra. Oh Dios, que has iluminado los corazones de tus hijos con la luz del Espíritu Santo; haznos dóciles a sus inspiraciones para gustar siempre el bien y gozar de su consuelo. Por Cristo nuestro Señor. Amén.

ENUNCIAMOS LA INTENCIÓN POR LA CUÁL NOS UNIMOS CADA DÍA Y POR EL CESE DE LA PANDEMIA.

LECTURA DEL EVANGELIO DEL DÍA.

Luego de leerlo, podemos hacer el siguiente ejercicio:

¿Qué nos queda resonando más del Evangelio que acabamos de escuchar?

¿Cuál es ese gesto o palabra que más me llamó la atención?

Hago una pequeña jaculatoria con eso: Te doy gracias por…. (si es algo para agradecer)

Te pido que acrecientes, más, en mi corazón… (si es algo para pedir)

SIGNO DE LA IMAGEN DE LA VIRGEN

REZO UNA DECENA, A MODO DEL ROSARIO, RETOMANDO LA INTENCIÓN DEL DÍA

ORACIÓN FINAL

Oh Madre y Señora Nuestra,

Estrella esplendorosa del Mar,

condúcenos por los serenos y tempestuosos caminos que nos toquen en la vida,

guíanos a Puerto seguro,

danos tu protección celestial

Escucha nuestra oración que sale del corazón.

Danos, Madre, fortaleza en el diario caminar,

aliento en los días que nos tocan transitar,

sosiego en los sufrimientos y pesares,

perseverancia en el bien obrar,

superación en la adversidad.

Danos, Madre, ayuda, misericordia y bendición

Alcánzanos de Tu Hijo, la Gracia que te pedimos hoy

(aquí pedimos la intención del día, más alguna petición personal)

Y, por sobre todas las cosas,

Que sean Ustedes dos, quienes guíen mi timón.

Amén

+EN EL NOMBRE DEL PADRE Y DEL HIJO Y DEL ESPÍRITU SANTO. AMÉN

NOVENA PATRONAL – 9 AL 17 DE AGOSTO-

“Madre, Estrella de los Mares: en la tempestad, se nuestra paz, en la calma sostiene nuestra gratitud”

DÍA 5: LA VIRGEN MARÍA EN LA RESURRECCIÓN DEL SEÑOR

La Resurrección del Señor y el gozo que de ella se deriva: – en todo el mundo, que Dios Padre, «por la Resurrección de (su) Hijo, / nuestro Señor Jesucristo,» ha «llenado… de alegría» (ea); por esto el día de la Resurrección del Señor fue «el día de la luz y de la vida, / en el que, desvanecida la noche de la muerte, / el mundo entero saltaría de gozo» (Prefacio); – en la Iglesia naciente, que, «al ver de nuevo a su Señor inmortal, /se alegraría entusiasmada» (Prefacio; cf. Lc 24, 41; Jn 20, 20); – en la Virgen Madre, a la que Dios, «en la Resurrección de Jesucristo,» colmó «de alegría» (Prefacio). La Iglesia, por tanto, saluda a la Virgen y la invita a alegrarse: «Alégrate, Virgen Madre, porque Cristo ha resucitado del sepulcro» (Antífona de comunión); «Alégrate, Madre de la luz, porque Cristo, el Sol de justicia, ha vencido las tinieblas del sepulcro e ilumina el mundo entero» (Antífona de entrada); «Dios te salve, Santa María, / que, sufriendo junto a la Cruz, / compartiste los dolores del Hijo; / ahora gozas de una serena alegría» (Aleluya). La Santísima Virgen, que «había concebido al Hijo creyendo» y «creyendo esperó su Resurrección» (Prefacio), es el modelo de la fe con que los discípulos confiesan a Cristo «nacido de la Virgen, / Dios y hombre verdadero» y «por la fuerza salvadora de su Resurrección» esperan «llegar a las alegrías eternas»

+EN EL NOMBRE DEL PADRE Y DEL HIJO Y DEL ESPÍRITU SANTO. AMÉN

– INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO –ver presentación-.

REZAMOS POR LOS DIFUNTOS

Oración:

Señor de la Vida, que por la resurrección de tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo, has llenado el mundo de alegría, concédenos, por intercesión de su Madre, llegar a alcanzar los gozos eternos y, concede el mismo don a nuestros hermanos difuntos. Por nuestro Señor Jesucristo. Amén

Leemos del evangelio según san Mateo 28, 1-10 Meditamos el Evangelio, según el esquema de cada día- Ver la presentación.

Vamos a mirar uno de los signos de la Virgen Stella Maris: El Puerto

Toda navegante se sabe en una travesía que conduce a un puerto, los hay transitorios hasta llegar al definitivo. El destino final.

Tomando esta imagen, decimos que María nos conduce nuestra travesía hasta llegar al Puerto, Jesús. Y llegar al Puerto final, el Cielo. Miremos nuestra vida, como navegantes que somos, conducidos por la mano maternal de la Virgen.

Muchos de nuestros hermanos ya han legado a Él. Nos renovamos en la esperanza de la Pascua. (Pedimos con un corazón orante y esperanzado por los difuntos)

REZAMOS UN MISTERIO DEL ROSARIO, TENIENDO PRESENTE LA INTENCIÓN DEL DÍA

ORACIÓN FINAL

Oh Madre y Señora Nuestra,

Estrella esplendorosa del Mar,

condúcenos por los serenos y tempestuosos caminos que nos toquen en la vida,

guíanos a Puerto seguro,

danos tu protección celestial

Escucha nuestra oración que sale del corazón.

Danos, Madre, fortaleza en el diario caminar,

aliento en los días que nos tocan transitar,

sosiego en los sufrimientos y pesares,

perseverancia en el bien obrar,

superación en la adversidad.

Danos, Madre, ayuda, misericordia y bendición

Alcánzanos de Tu Hijo, la Gracia que te pedimos hoy

(aquí pedimos la intención del día, más alguna petición personal)

Y, por sobre todas las cosas,

Que sean Ustedes dos, quienes guíen mi timón.

Amén

San José, Custodio de Jesús- Faro de nuestra vida- y Protector de la Virgen María, Estrella que nos conduce a Él: Ruega por nosotros.

+EN EL NOMBRE DEL PADRE Y DEL HIJO Y DEL ESPÍRITU SANTO. AMÉN

Abre el seminario diocesano castrense

Necesitamos tu ayuda para el sostenimiento de los seminaristas

Noticias relacionadas

0 comentarios

Pin It on Pinterest

¡Compartí esta noticia!

¡Enviásela a tus amig@s!